Bolsa

El Ibex Small Cap encara 2021 con alzas tras cerrar su mejor año desde 2017

El Ibex 35 cayó un 15,5% el pasado ejercicio

El Ibex Small Cap encara 2021 con alzas tras cerrar su mejor año desde 2017 pulsa en la foto

En un año marcado por la volatilidad, las restricciones a la movilidad y la paralización de las economías, los inversores no han ganado para sustos. La renta variable acusó en 2020 la sacudida que trajo consigo la crisis desatada por el coronavirus y aunque a cierre del ejercicio las Bolsas lograron recuperarse y dejar atrás los mínimos registrados en marzo, pocas consiguieron borrar los números rojos y entrar en ganancias. El Ibex 35 cerró el ejercicio con una caída del 15,45%, descenso que le convirtió en el peor índice de Europa. Este resultado contrasta con el ascenso del 18,93% registrado por el Ibex Small Cap, índice que agrupa a las compañías de pequeña capitalización, que suma su segundo ejercicio consecutivo al alza y el mejor desde 2017, año en el que avanzó un 31,44%.

Pero el mejor comportamiento de los índices de pequeña capitalización frente a los grandes no fue solo cosa del mercado español. Si bien la diferencia en otros mercados no fue tan acusada, esta tendencia se repitió a lo largo y ancho del Viejo Continente así como en

EE UU. El Cac Small cerró 2020 con unas ganancias del 7,21% frente a las pérdidas del 7,14% que se anotó el Cac 40. Por su parte, el FTSE Small avanzó un 4,45% y el Stoxx Europe Small, un 3,2%. Un desempeño que contrasta con las caídas del 14,34% y del 5,14% del FTSE británico y del Euro Stoxx.

Al otro lado del Atlántico, aunque los tres principales índices de referencia de Wall Street concluyeron 2020 con ascensos, solo las ganancias del Nasdaq (43,64%) lograron superar los ascensos del Russell 2000 (18,36%). Las subidas del Dow Jones y del S&P 500 se situaron ligeramente por debajo (7,25% y 16,26%, respectivamente). En la recta final de 2020 el Russell 2000 “tocó por primera vez los 2.000 puntos en la historia, originado por el aumento de capital demandante en las empresas de baja capitalización”, señala Diego Morín, analista de IG.

Fuerte descuento

Aunque el mejor comportamiento de los pequeños valores frente a los grandes fue una tendencia imperante a lo largo de todo 2020, esta se vio acrecentada en la recta final del ejercicio, un periodo en el que las expectativas de una pronta recuperación creadas por las vacunas y el resultado de las elecciones en EE UU llevó a los inversores a incrementar su apetito por el riesgo. El fuerte descuento con el que cotizaban estos valores es visto por Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, como un ingrediente que ha podido favorecer el buen hacer de las pequeñas cotizadas frente a las de mayor tamaño. A ello, el experto añade que cuando su comportamiento supera al de los grandes suele ser un buen indicador adelantado de un mercado alcista ya que refleja las ganas de los inversores de incrementar su exposición al riesgo.

Con la vista puesta en los próximos meses, los expertos consideran que los valores pequeños siguen contando con potencial y que podrían una vez más batir a los grandes. “Si apostamos por la recuperación económica en 2021, las firmas de menor valor bursátil son las que tienen tradicionalmente más que ganar”, señala Patricia García, analista de Macroyield. Mientras en un entorno de recesión como el vivido en 2020 los small aguantan mejor las sacudidas del mercado, en un contexto de expansión están bien posicionados para sacar partido de la corriente alcista. Como catalizador adicional, desde IG apuntan que los continuos estímulos fiscales y monetarios servirán de impulso a las Bolsas, lo que contribuirá a que la rotación de carteras hacia las empresas pequeñas siga cogiendo fuerza.

Aunque los small están llamados a liderar la recuperación, García se muestra algo más escéptica con el mercado español porque llegaron a caer menos incluso que las grandes, gracias a la composición sectorial del índice Ibex Small, que cuenta con menor exposición al petróleo, los bancos y el sector de viajes y ocio, los más golpeados por la pandemia. Si las expectativas de vuelta a la normalidad se transforman en realidad, estos tres sectores serían también los que más recuperarán y su presencia está concentrada en el Ibex, que cuenta entre sus miembros con seis entidades (Bankia, CaixaBank, Sabadell, BBVA, Santander y Bankinter), una petrolera (Repsol) y cuatro cotizadas vinculadas al turismo (Aena, Amadeus, Meliá e IAG).

No obstante, los expertos coinciden en señalar que las expectativas de recuperación, aunque cogieron fuerza en la recta final del pasado ejercicio, todavía están lejos de ser reales. En las últimas semanas el auge de los contagios y la posibilidad de que el resto de Europa siga los pasos dados por Reino Unido y anuncie medidas más restrictivas están pesando sobre los mercados. Esto ha sido ingrediente suficiente para que el Ibex Small registre un mejor desempeño que el Ibex en las tres primeras sesiones de 2021, un comportamiento que se ha visto favorecido además por el componente defensivo del índice de pequeña capitalización, que avanza un 5,3% en la primera semana del año frente al 3,4% que suma el selectivo español. “El small cap con mayor exposición a sectores defensivos como el farmacéutico podría servir de componente defensivo en las carteras”, remarcan desde Macroyield.

Normas
Entra en El País para participar