Política

Mandatarios de todo el mundo claman por la democracia en EE UU

Los ministros de exteriores de Alemania y Francia condenan el asalto

Un seguidor de Donald Trump irrumpe en el Capitolio de los Estados Unidos con una bandera de los Estados Confederados
Un seguidor de Donald Trump irrumpe en el Capitolio de los Estados Unidos con una bandera de los Estados Confederados EFE

Mandatarios, líderes y organizaciones de todo el mundo mostraron este miércoles su estupor, asombro e indignación ante el extraordinario asalto al Capitolio por parte de seguidores del presidente Donald Trump.

El secretario general de la ONU, António Guterres, se declaró este miércoles "entristecido" por el asalto al Capitolio de Washington y apuntó que, en este tipo de casos, es fundamental que los líderes dejen claro a sus seguidores que eviten la violencia.

A través de su portavoz, Guterres reaccionó a lo sucedido en la capital estadounidense, declaró: "En estas circunstancias, es importante que los líderes políticos subrayen a sus seguidores la necesidad de evitar la violencia, así como de respetar los procesos democráticos y el estado de derecho".

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que sus compatriotas "están gravemente preocupados y entristecidos porel ataque a la democracia en Estados Unidos, el aliado más cercano yvecino. La violencia nunca triunfará al anular la voluntad del pueblo".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, calificó las escenas de Washington de "impactantes" y enfatizó que "se debe respetarel resultado de esta elección democrática".

El repudio a la violencia - que se saldó con cuatro fallecidos- llegó también por parte del primer ministro británico, Boris Johnson,aliado de Trump y quien calificó de "vergonzosas escenas" el asalto alCapitolio y reclamó un traspaso "pacífico y ordenado del poder" en esepaís.

"Escenas vergonzosas en el Congreso de EE.UU. (...) Estados Unidossimboliza la democracia en todo el mundo y ahora es vital que haya untraspaso pacífico y ordenado de poder", escribió Johnson en su cuentade Twitter.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, mostró a través de Twitter su "preocupación" por el asalto al Capitolio estadounidense que han protagonizados seguidores de Donald Trump. "Sigo con preocupación las noticias que llegan desde el Capitolio en Washington. Confío en la fortaleza de la democracia de EE.UU".

"La nueva presidencia de Joe Biden superará la etapa de crispación, uniendo al pueblo estadounidense", ha escrito Sánchez en la red social tras conocerse que, al grito de "Trump ganó", cientos de seguidores del mandatario desbordaron a la policía e irrumpieron en el Congreso cuando los legisladores estaban reunidos para validar la victoria de Joe Biden.

También se han pronunciado otros líderes extranjeros. Uno de ellos ha sido el ministro de exteriores de Alemania, Heiko Maas, quien ha pedido a Trump que acepte los resultados de las elecciones. "Los enemigos de la democracia deben estar encantados", ha dicho.

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, ha dicho que la violencia contra el Capitolio representa "un grave ataque contra la democracia". Y ha afirmado que el resultado electoral "debe ser respetado".

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en su Twitter,donde calificó el suceso de "vergüenza democrática" y pidió el cese deeste "ataque a las libertades".

"Estoy siguiendo con gran preocupación lo que está sucediendo enWashington. La violencia es incompatible con el ejercicio de los derechospolíticos y las libertades democráticas. Confío en la solidez y fortalezade las instituciones de Estados Unidos", escribió el primer ministro.

Desde el corazón de Europa, la presidenta de la Comisión Europea,Ursula von der Leyen, añadió: "Creo en la fuerza de las institucionesy la democracia estadounidenses.

El canciller de Austria, el conservador SebastianKurz: "Conmocionado por las escenas en Washington. Este es un asaltoinaceptable a la democracia. Debe asegurarse una transferencia de poderpacífica y ordenada".

"Imágenes inquietantes" para el primer ministro de Portugal, AntónioCosta, que pidió respetar el resultado de las elecciones "con una transiciónpacífica y ordenada del poder".

Y, aunque el embajador adjunto de Rusia ante la ONU, Dmitry Polyanskiy,también condenó "la violencia de cualquier tipo", lanzó esta preguntaal aire: "¿Por qué se llama "al asalto de los manifestantes del #Capitolioestadounidense terrorismo doméstico y eventos similares y mucho mássangrientos en Kiev en 2014 "revolución de la dignidad?".

Otro tono discordante de la jornada llegó desde Venezuela. A pesar de señalar su preocupación por los hechos y esperar el cese de la violencia, la Cancillería venezolana expresó en un breve comunicado que "con este lamentable episodio, Estados Unidos padece lo mismo que han generado en otros países con sus políticas de agresión".

El Ejecutivo de Nicolás Maduro también "condena la polarización política y la espiral de violencia" que, a su juicio, "no hace sino reflejar la profunda crisis por la que actualmente atraviesa el sistema político y social de Estados Unidos".

Otras críticas en Latinoamérica

El presidente chileno, Sebastián Piñera,que también condenó "la violencia e indebida interferencia con lasinstituciones constitucionales" estadounidenses; mientras que el presidente deUruguay, Luis Lacalle Pou, confió en que "los valores democráticos" deEstados Unidos "prevalecerán frente a cualquier intento de menoscabarsus instituciones".

El presidente de Colombia, Iván Duque, manifestó su "solidaridady respaldo a los honorables miembros del Congreso y a todas lasinstituciones", en un mensaje de rechazo en su cuenta de Twitter en el que reiterótambién su confianza en las instituciones estadounidenses.

El mandatario argentino, Alberto Fernández, repudió "los graves hechosde violencia y el atropello al Congreso" de Estados Unidos y sostuvosu "más firme respaldo" al presidente electo, Joe Biden.

Asimismo, autoridades de Brasil, entre ellos el presidente del Senado,Davi Alcolumbre, y de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, repudiaronel asalto y pidieron que se respete la democracia, mientras el mandatariodel país, Jair Bolsonaro, mantuvo silencio.

Normas
Entra en El País para participar