Los 50 más ricos del mundo elevan su fortuna en 640.000 millones en el año del Covid

Jeff Bezos reafirma su liderazgo y Elon Musk supera a Bill Gates, gracias a la subida en Bolsa de Tesla

Los 50 más ricos del mundo elevan su fortuna en 640.000 millones en el año del Covid pulsa en la foto

Un año de récord para los más ricos. A pesar de la pandemia y de la crisis económica, las grandes fortunas del planeta han seguido acumulando riqueza en 2020. Sin freno, debido sobre todo a la subida en Bolsa de los grupos tecnológicos. El año finaliza en máximos históricos para las 50 personas más ricas del mundo, que sumaron a su fortuna en los últimos 12 meses 785.764 millones de dólares (640.000 millones de euros), según datos de Bloomberg. El más afortunado de todos ellos ha sido Elon Musk, que despide el año con 133.100 millones de dólares más que en 2019. El cofundador de Tesla y SpaceX, entre otras empresas, es la persona que más incrementó su patrimonio y acumula una fortuna de 160.700 millones. El empresario y físico de origen sudafricano se convierte en la segunda persona más rica del mundo, por detrás del fundador de Amazon, Jeff Bezos, y desplaza a Bill Gates a la tercera plaza, con 131.500 millones y un incremento de su patrimonio de 18.400 millones.

La cima sigue siendo para Jeff Bezos, que vuelve a acabar el año siendo el hombre más rico del mundo. A su pesar, ya que sostiene que por lo que le gustaría ser conocido es por su faceta de inventor, emprendedor o padre, y que, tal y como recoge en el libro Crea & Divaga. Vida y reflexiones de Jeff Bezos (Planeta), la segunda posición en el ranking de los más adinerados ya le iba bien. En 2020, el fundador de Amazon amasó una fortuna de 78.900 millones de dólares y acumula un patrimonio de 193.700 millones. Un año bien diferente al anterior, en el que perdió 8.700 millones, y tuvo que compensar por el divorcio a su esposa, entonces Mackenzie Bezos, hoy Mackenzie Scott, tras 25 años de matrimonio con un 4% de las acciones de la plataforma de comercio electrónico. La escritora y madre de los cuatro hijos de Bezos acaba 2020 con una fortuna de 59.800 millones, con un incremento de su patrimonio de 22.700 millones gracias a sus acciones en Amazon, siendo la tercera mujer más rica del planeta, por detrás de Francoise Bettencourt, que gestiona las acciones heredadas de su madre del grupo L’Oréal y que atesora 76.300 millones de euros, y Alice Walton, una de las propietarias de los grandes almacenes estadounidenses Walmart, con 62.400 millones en su haber.

La entrada de Musk al podio ha desplazado a la cuarta posición al todopoderoso magnate francés Bernard Arnault, que ha visto como su incremento patrimonial en 2020, de 8.500 millones, no han sido tan boyante como en años anteriores, debido a que la pandemia ha afectado al sector del lujo. El presidente de Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) sigue formando parte del exclusivo club de los cienmilmillonarios con una fortuna de 113.800 millones, junto a Bezos, Musk, Gates y Mark Zuckerberg.

Precisamente, 2020 no ha sido un año especialmente tranquilo para Facebook, cuyo propietario y consejero delegado tuvo que salir al paso y tomar medidas para tratar de combatir la desinformación que circula por la red social de cara a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, además de hacer frente a las acusaciones del Congreso de su país de actuar, junto a Apple, Amazon y Google, como monopolio y obstaculizar el desarrollo de sus competidores. Sin embargo, y a pesar de que tanto EE UU como la Unión Europea tratan de quitar poder a las grandes tecnológicas, entre las que se encuentra Facebook, Zuckerberg mantiene intacto su poderío económico y cierra el año con 104.800 millones, 26.500 millones más que en enero.

Le sigue en sexta posición un veterano de los negocios, Warren Buffett, que cae dos puestos hasta el sexto, el mismo que ocupaba el año pasado Amancio Ortega. La fortuna del Oráculo de Omaha ha bajado este año 2.400 millones, lo que le deja con un capital de 86.900 millones. Sigue siendo uno de los mayores inversores al frente de Berkshire Hathaway, la sociedad de inversión desde la que controla paquetes de acciones en multinacionales como Coca Cola o American Express. El 30 de agosto celebró su 90 aniversario, y recibió a través de Twitter una felicitación especial: su amigo Bill Gates le preparó una tarta que decoró con el rostro del cumpleañero, que aprovechó el festejo para anunciar una inversión de más de 5.000 millones en empresas japonesas.

Larry Page sigue marcando distancias con su socio en Google, Sergey Brin. El primero sumó durante los últimos 12 meses 18.000 euros a su cuenta y acumula 82.600 millones, mientras que el segundo ganó 17.300 millones y despide el año en el noveno puesto con 80.000 millones. En medio tienen al empresario y ex consejero delegado de Microsoft, Steve Ballmer, uno de los mayores ascensos del año, que sube a la octava plaza desde la 15ª. El propietario del equipo de la NBA Los Angeles Clipper atesora 81.000 millones tras ganar 22.800, debido a la buena marcha de la empresa que fundó junto a Bill Gates, de la que sigue siendo accionista. También se cuela entre las diez mayores fortunas, Larry Ellison, fundador de Oracle, que asciende cuatro peldaños, y dispone de un patrimonio valorado en 78.800 millones, tras incrementarlo en 20.100 millones.

Y sale del top ten Amancio Ortega, que ocupa la 14ª posición después de descender ocho puestos. El gallego ha sufrido la caída en Bolsa de Inditex, debido a que durante la pandemia el grupo textil tuvo las tiendas físicas cerradas en buena parte de los países en los que está presente. La fortuna de Ortega se ha visto mermada en 7.300 millones, acabando el año con un total de 68.200 millones. Otra caída importante la sufre Charles Koch, copropietario del conglomerado Koch Industries, que en 2019 se encontraba en el noveno escalón y cierra el año del Covid en el puesto 21, tras dejarse por el camino 5.700 millones y quedarse con una fortuna de 56.300 millones. También la familia de su hermano David, cuyo capital gestiona su viuda Julia Flesher Koch, cae desde la décima posición a la 22ª, al perder 5.700 millones y disponer de 56.300 millones.

Estas son las 10 mayores fortunas del mundo:

1. Jeff Bezos

Jeffrey Preston Jorgensen (Alburquerque, EE UU, 1964) retiene la corona como el hombre más rico del mundo en 2020 con un patrimonio valorado en 193.700 millones de dólares. Empezó castrando ganado en el rancho familiar en Texas, estudió Ciencias de la Computación e Ingeniería Eléctrica en Princeton, para luego fundar Amazon, la mayor empresa de comercio online del mundo. La compañía con sede en Seattle vende todo tipo de artículos, desde libros a productos para el hogar a través de su web. Además, controla la cadena de alimentación Whole Foods y ofrece servicios de computación en la nube y vídeos en streaming. La firma de Bezos tuvo unos beneficios en 2019 de 10.500 millones, un 15% más. Ese mismo año anunció su divorcio de Mackenzie Bezos. Es admirador de Star Trek, con la que se aficionó a los ordenadores, incluso ha actuado en Star Trek Beyond.

2. Elon Musk

Elon Reeve Musk (Pretoria, Sudáfrica, 1971). físico, emprendedor, filántropo, visionario, excéntrico, ecologista… El fundador de Tesla, SpaceX, SolarCity o de OpenAl se ha convertido en la segunda fortuna del planeta, con un patrimonio de 160.700 millones de dólares, al incrementar su capital en 133.100 millones gracias a la revalorización en Bolsa de Tesla. Finaliza un gran año para este emprendedor, que aprendió a programar con solo 10 años y a los 12 ya vendía por internet un videojuego. Con cinco años se mudó a Canadá, país de origen materno. Estudió Economía y Física en la Universidad de Pensilvania, para a continuación instalarse en Silicon Valley. Montó Paypal, que en 2002 compró Ebay por 1.500 millones de dólares, que invirtió en Tesla, Solar City y Space X. Ha sido demandado por la Comisión de Bolsa y Valores de EE UU por escribir tuits provocadores, por los que renunció a presentarse a la presidencia del fabricante de coches eléctricos, la joya de la corona de su fortuna.

3. Bill Gates

El cofundador de Microsoft, William Henry Gates III (Seattle, 1955), vuelve a tener un gran año. La revalorización de las acciones del gigante del software le ha permitido, entre otros motivos, incrementar su riqueza en 18.400 millones de dólares, aunque aumenta distancias con Bezos por la irrupción de Elon Musk en la segunda posición, con un patrimonio de 131.500 millones. Gates, que estudió en Harvard, tiene un 1% de Microsoft y el resto de su patrimonio lo gestiona a través de su sociedad Cascade Investment, que controla participaciones en decenas de compañías, entre las que destacan Canadian National Railway, el principal gestor ferroviario canadiense, Deere y Ecolab. Según confesó al agregador de noticias Reddit en 2014, Gates lava todas las noches los platos durante la cena. Este genio de la informática posee junto a su mujer Melinda Gates, una de las fundaciones privadas más importantes de EE UU, dedicada a aliviar desequilibrios en temas de salud y de educación en las regiones menos favorecidas. Juega al bridge con su amigo Warren Buffett, al que le hizo una tarta de Oreo por su 90 cumpleaños.

4. Bernard Arnault

El todopoderoso magnate del lujo desciende un puesto y se coloca como cuarta fortuna del mundo. Nacido en Roubaix (Francia) en 1949, estudió Ingeniería y controla la mitad del capital de Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), el gran conglomerado de artículos de lujo francés. 2020 no ha sido tan favorable como el anterior, debido a la pandemia, ya que con las acciones en Bolsa de la compañía ha obtenido 8.500 de dólares frente a los 37.700 millones del pasado año, lo que le permitió acceder al exclusivo club de los cienmilmillonarios con Jeff Bezos y Bill Gates. LVMH, que en 2019 facturó por valor de 53.670 millones de euros, posee una cartera de marcas como Louis Vuitton, TAG Heuer, Loewe, Christian Dior o el champán Dom Pérignon, a la que pretendía incluir la mítica joyería estadounidense Tiffanys, pero debido a la pandemia se echó atrás. El conflicto se acaba de resolver, al aprobar los accionistas del grupo estadounidense una rebaja en el precio de la operación, acordada en noviembre de 2019, por la que LVMH compraba la joyería por 14.700 millones. Arnault se ahorrará unos 420 millones en la operación.

5. Mark Zuckerberg

El cofundador y presidente ejecutivo de Facebook ha vuelto a tener, como en 2018, otro año horrible, con las mismas acusaciones de hacer uso ilegítimo de los usuarios de su compañía y promover fake news, como también le afectan las medidas que pretenden acordar Estados Unidos y la Unión Europea para mermar la hegemonía de las tecnológicas. A pesar de ello, Zuckerberg ha tenido un buen año, gracias a la buena marcha en Bolsa de la mayor red social del mundo que le ha permitido incrementar su patrimonio en 26.500 millones y situarlo al cierre de este año en 104.800 millones. Forma parte del grupo de cienmilmillonarios. En 2012 Zuckerberg (White Plains, EE UU, 1984) sacó Facebook a Bolsa en el mayor estreno en el parque de un grupo tecnológico hasta la fecha. Un día después de que las acciones de la empresa empezaran a cotizar se casó con Priscilla Chan. Ha manifestado públicamente que donará el 99% de las acciones que posee en Facebook. Genio precoz, durante el instituto creó un sistema de mensajería para la familia al que bautizó como Zucknet. Antes de ingresar en la Universidad de Harvard recibió ofertas para trabajar en AOL y Microsoft, que rechazó.

6. Warren Buffett

El conocido como el Oráculo de Omaha, ciudad de Seattle en la que nació en 1930, es seguramente el mejor inversor de la historia. De hecho, el 30 de agosto cuando cumplió 90 años, y después de ver cómo su amigo Bill Gates le hacía una tarta en Twitter que adornaba con su rostro, anunció un paquete de inversiones en cinco empresas japonesas. Tal vez le deba algo de su sapiencia a Benjamin Graham, el padre de la inversión en valor, que fue su profesor en la Universidad de Columbia, donde estudió Economía. Empezó vendiendo chicles puerta a puerta con tan solo seis años de edad, posee una fortuna valorada en 86.900 millones de dólares y todavía dirige Berkshire Hathaway, la potente sociedad de inversión a través de la cual controla importantes paquetes accionariales en grandes multinacionales como Coca Cola y American Express. Este financiero, que anima al resto de grandes fortunas a donar parte de su patrimonio a través de la campaña filantrópica Giving Pledge, ha logrado con sus inversiones en Berkshire Hathaway una rentabilidad anual compuesta del 20,5% desde 1953. Todos los años, con motivo de la junta general de accionistas, organiza una subasta para poder cenar con él en la que se pagan sumas considerables que se destinan a causas solidarias. Entre sus aficiones se encuentran tocar el ukelele y jugar al bridge.

7. Larry Page

Fundador junto a Sergey Brin, al que conoció haciendo el doctorado en Stanford, de Alphabet, la sociedad holding que posee Google, el mayor buscador de Internet. La fortuna de Page (East Lansing, Michigan, 1973) asciende a 82.600 millones de dólares, tras sumar 18.000 millones solo ese año. Estudió Ingeniería en Sistemas Computacionales en la universidad de Michigan, aunque su educación primaria la recibió en la escuela Montessori, que fomenta la independencia de los estudiantes. A principios de diciembre, Page y Brin anunciaron que dejaban sus cargos ejecutivos en Alphabet para “simplificar la estructura de la gestión”. Residente en Palo Alto (California), Page invierte Planetary Resources, una empresa minera especializada en asteroides. Es aficionado al kiteboarding.

8. Steve Ballmer

Steven Anthony Ballmer (Detroit, Michigan, 1958), empresario y exconsejero delegado de Microsoft, se retiró del cargo en 2014 aunque sigue siendo accionista de la misma, lo que le ha reportado en 2020 un incremento de su patrimonio de 22.800 millones que en total asciende a 81.000 millones de dólares. Es propietario desde 2014 del equipo de la NBA Los Ángeles Clippers, que adquirió por 2.000 millones de dólares. Se unió a la empresa de software fundada por Bill Gates en 1980, al que sustituyó en 2008. Sigue conduciendo un coche Ford, en deferencia a su padre, exdirectivo de la firma.

9. Sergey Brin

Serguéi Mijáilovich Brin nació en Moscú en 1973 y emigró con su familia desde la Unión Soviética cuando apenas tenía seis años de edad. Siguiendo los pasos de su abuelo y de su padre, se licenció en Matemáticas y Ciencias de la computación por la Universidad de Maryland. Posteriormente se trasladó, gracias a una beca, a la Universidad de Stanford para doctorarse en Computación. Allí conoció a Larry Page, durante unas sesiones de orientación para nuevos alumnos, y con el que, a pesar de que al principio chocó, fundó Google (aunque el nombre original con el que bautizaron al precursor del buscador más famoso del mundo en 1996 fue BackRub). En la actualidad, su fortuna asciende a 80.000 millones de dólares, y a lo largo de los últimos 12 meses ha ganado 17.300 millones. Brin financia diferentes proyectos filantrópicos y tiene inversiones en el negocio del vino, a través del productor neozelandés Wairarapa.

10. Larry Ellison

Lawrence Joseph Ellison (El Bronx, Nueva York, 1944), emprendedor, informático y fundador de Oracle. Del grupo de los excéntricos, su madre, soltera cuando nació, se lo entregó a su hermana para que lo criara en Chicago, pero finalmente fue dado en adopción, cuando era un bebé, a un matrimonio de origen ruso. Ha cerrado un gran año, con una fortuna de 78.800 millones, que incrementó en los últimos 12 meses en 20.100 millones. El fallecido Steve Jobs actuó de fotógrafo en su cuarta boda en 2003, colecciona armaduras y armas de samuráis, entre sus aficiones se encuentran la aviación, jugar al tenis y tocar la guitarra. Es propietario del 98% de la isla de Lanai, en Hawái, que compró por 300 millones de dólares.

Solo 6 mujeres entre las 50 más ricas

Mujeres. Entre las 50 personas más ricas del mundo se encuentran seis mujeres, lideradas por Françoise Bettencourt, que heredó de su madre, Liliane Bettencourt, las acciones del grupo L’Oréal, y que dispone de un patrimonio de 76.300 millones, seguida de Alice Walton, miembro de la familia propietaria de Walmart, con 62.400 millones, y de Mackenzie Scott, que entró en el club de los multimillonarios tras su divorcio de Jeff Bezos, fundador de Amazon, y que dispone de una fortuna de 59.800 millones.

A continuación se encuentran la viuda de David Koch, Julia Flesher, que gestiona una riqueza de 56.300 millones, Jacqueline Badger Mars, hija de los fundadores de la compañía de dulces Mars, con 41.900 millones, y la activista de izquierdas y fundadora de Emerson Collective, Laurence Powell, con 38.900 millones.

Normas
Entra en El País para participar