Energía

Los fondos europeos priorizarán la descarbonización

Los analistas estiman que se destinarán más de 40.000 millones de la UE al desarrollo de renovables

Parque eólico en Zaragoza.
Parque eólico en Zaragoza.

La lluvia de dinero que traerá el fondo de recuperación europeo con un reparto para España de hasta 140.000 millones de euros regará especialmente al sector de las energías limpias, ya que entre las prioridades anunciadas por la UE se encuentra el de acelerar la descarbonización y elevar la competitividad de la industria.

Bruselas solo distribuirá el dinero si se cumplen los objetivos fijados: además de las reformas específicas de cada Estado miembro el Ejecutivo comunitario quiere impulsar la transición energética y la digitalización, dos cuestiones prioritarias en la estrategia económica de la presidenta comunitaria Ursula von der Leyen.

En ese sentido, España deberá invertir el 37% de los fondos en la lucha contra el cambio climático, lo que supone un volumen de unos 51.800 millones. Mientras se discute la puesta en marcha del plan y los Gobiernos hacen sus cálculos presupuestarios sobre cuánto dinero podrán disponer en 2021, los analistas ya manejan previsiones sobre el volumen de fondos que irán destinados a las renovables. Las fuentes del mercado consultadas vas más allá y estiman que España destinará más de 40.000 millones a ello.

Coste de las renovables

A finales de diciembre el Gobierno sorprendió al anunciar un rediseño del actual sistema energético con la creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE) que asumirá los costes asociados al régimen retributivo específico de las renovables, cogeneración y residuos (Recore), que ascienden a unos 7.000 millones de euros al año, correspondientes a las inversiones hechas en la primera parte del siglo, y que tendrán que desembolsar las energéticas (no solo las eléctricas).

Bajo el sistema actual, la aportación recae directamente sobre los consumidores finales, pero ahora las comercializadoras estarán obligadas a financiar dicho mecanismo. Según las estimaciones afectará a entre 500 y 1.000 empresas.

El objetivo del Ejecutivo con la creación del FNSSE es que después de sacar del recibo el coste de las primas a las energías renovables se rebaje un 13% la factura de la luz en cinco años, aunque queda por ver si las empresas trasladarán este coste a los clientes por otra ví

Normas
Entra en El País para participar