Operaciones corporativas

El mercado aguarda un ‘boom’ de fusiones y adquisiciones en 2021

Espera operaciones por más de 17.000 millones

El mercado aguarda un ‘boom’ de fusiones y adquisiciones en 2021 pulsa en la foto

El mercado español de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) pasó en marzo de 100 a 0 en un segundo. Y ahora calienta motores para alcanzar la máxima velocidad. A diferencia de la economía, a la que los expertos esperan varios años para alcanzar los niveles precrisis, fondos y bancos de inversión prevén un 2021 de una euforia desatada en España. Tanto es así que sobre su mesa cuentan ya con operaciones pendientes de resolución para este año por un valor que supera los 17.000 millones.

El mercado español de M&A vivió en los ejercicios previos al Covid la mejor época de su historia. La razón estaba en las políticas ultraexpansivas que ha llevado a cabo el BCE tras la crisis financiera de 2008. que ha reducido al mínimo el coste de financiación. Y ha elevado al máximo la liquidez con la que cuentan los fondos de private equity, los verdaderos protagonistas de esta era. Tanto es así que el volumen de inversión de este activo en España marcó máximo histórico en España en 2019 con más de 8.000 millones, según los datos de Ascri. Era la tormenta perfecta: las empresas contaban con el dinero más barato que nunca para crecer a base de compras y los fondos contaban con ingentes masas de liquidez para comprar los activos a precios tan elevados como quisiesen.

El confinamiento declarado en marzo y abril en medio mundo secó el canal de las operaciones en marcha. Este se recuperó con relativa facilidad tras el verano e incluso el mercado español pudo ver operaciones de calado como la compra de MasMovil por KKR, Cinven y Providence o la toma de Idealista por EQT. El panorama macro no estaba ni mucho menos claro, y eso pesaba para muchas empresas, pero los inversores se lanzaron a por las compañías que de verdad podían aguantar a la recesión.

"Un entorno posterior al Ccovid-19 debería traer más oportunidades importantes para los fondos de private equity que buscan invertir niveles récord de capital disponible. Adicionalmente, son muchas las empresas que necesitaran restablecer el equilibrio de sus balances mediante inyecciones de equity que pueden venir de inversores públicos o privados, en este caso", apuntan desde el equipo de banca de inversión de JP Morgan en España, pilotado por Ignacio de la Colina.

El mercado ya se ha desatascado. Según los últimos datos de TTR, España cerró hasta noviembre 1.812 operaciones por un valor agregado de 10.319 millones. El número de operaciones es un 22% inferior al del mismo periodo de 2019, pero su valor es un 37% superior.

"En el primer cuatrimestre de 2021 observaremos ciertas señales de optimismo en nuestra economía que se trasladarán al M&A. Los fondos europeos servirán para dinamizar el mercado, en mayor o menor medida en función del sector al que finalmente lleguen las inversiones. En este sentido, cobrará aún más relevancia todo lo relacionado con la transición energética y, más concretamente, con el mundo del hidrógeno", señala Enrique Gutiérrez, socio director de Financial Advisory de Deloitte.

El mercado mantiene, eso sí, el veto sobre los sectores más dañados por el virus, como el turismo o la restauración. Pero se ha lanzado a los que han demostrado una mejor resiliencia ante la dversidad, como las energías renovables o la salud.

"Los cuatro sectores que han concentrado la actividad del mercado en 2020 seguirán siendo protagonistas en 2021: financiero, infraestructuras, renovables y telecomunicaciones. Esperamos que en 2021 continúe la tendencia hacia operaciones de tamaño elevado con una gran relevancia estratégica para las compañías que las protagonizan.", afirma Responsable de M&A de Barclays en España.

En estos casos, son capaces de pagar aún precios más altos que antes de la pandemia y aceptar operaciones, como la compra de participaciones minoritarias, hasta ahora impensables. "Los fondos tradicionales de private equity están muy activos y más flexibles que nunca. Ahora hay muchos dispuestos a hacer minorías y estructuras de operaciones con un componente que no sea puro equity", completan desde Altamar Capital Partners.

Las operaciones clave para 2021

  • Repsol. La petrolera ha puesto en marcha un gran giro estratégico. Por ello busca un comprador para el 25% de su filial de clientes, para lo que cuenta ya con ofertas no vinculantes en un proceso que ha comandado Citi. También busca un inversor para su negocio de renovables. En ambos pasos mantiene la puerta abierta a una salida a Bolsa.
  • Telefónica. La operadora que pilota Jose María Álvarez Pallete espera meter en 2021 el acelerador en operaciones corporativas para reducir su deuda. Por el momento, ya ha sacado al mercado el cable submarino que controla a través de Telxius. El mercado espera que esta operación propicie otra desinversión o incluso una OPV con el operador de torres de telefonía que comparte con KKR y Pontegadea. También busca un socio para su negocio tecnológico y trata de desprenderse de su negocio en Latam, bajo el paraguas de Hispam.
  • Mivisa. Es la gran operación que el private equity espera para 2020, con CVC como el mejor posicionado. Se trata del fabricante de envases alimenticios Mivisa junto al resto de negocios en europea de su dueño, el gigante norteamericano Crown. Otra relevante también es Logoplaste, que Carlyle sacará al mercado.
Normas
Entra en El País para participar