Wall Street debe devolver a la sociedad sus ganancias por el Covid

Los cinco grandes bancos de EE UU ingresarán este año 35.000 millones más que su promedio de la década

Cartel de Wall Street, en Nueva York.
Cartel de Wall Street, en Nueva York. reuters

Los mayores bancos del mundo entraron en la crisis del Covid-19 en buena forma y están emergiendo con excedente de riquezas. Las entidades de Wall Street obtuvieron enormes beneficios operando en mercados turbulentos y están terminando el año 2020 inundados de capital. Su misión para 2021 es encontrar una forma aceptable de gastarlo.

Las ganancias de trading de los bancos son tan grandes que son prácticamente visibles desde el espacio. Las cinco firmas más grandes de Estados Unidos (JP Morgan, Citigroup, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Bank of America) hicieron 84.000 millones de dólares de ingresos en los mercados combinados en los primeros tres trimestres. Digamos que eso sean 112.000 millones en el año completo: son 35.000 millones más que su promedio de los últimos 10 años, impulsados por las dislocaciones provocadas por el Covid-19, el apoyo de los bancos centrales a los mercados financieros, y unas elecciones presidenciales de morderse las uñas. También ganaron 7.000 millones extra con la colocación de emisiones de acciones y bonos.

Luego está el efecto del huracán de impagos que nunca ocurrió. Los megaprestamistas JP Morgan, Citi, Wells Fargo y BofA han reservado en lo que va de año 52.000 millones para cubrir futuras pérdidas de crédito. En JP Morgan, el incremento de las provisiones ha sido de unos colosales 15.000 millones. Sin embargo, el consejero delegado, Jamie Dimon, dice que los niveles de deuda incobrable parecen “grandes”, sobre todo porque el estímulo del Gobierno ha mantenido a flote a los prestatarios. Gran parte de lo que se ha guardado bajo la alfombra debería aparecer en 2021.

Por último, está el fortalecimiento de los balances de los bancos. Las seis instituciones financieras más grandes de Wall Street tienen 128.000 millones de dólares más de capital de lo que necesitan oficialmente, según sus informes del tercer trimestre, gracias a la exigencia de la Reserva Federal de que se detengan las recompras de acciones.

La nueva jefa de Citi, Jane Fraser, heredará un excedente de capital equivalente a más de una quinta parte de la capitalización de mercado de su banco. Y los ahorradores han acudido en masa a las grandes entidades. Los 25 principales captaron el doble de depósitos este año que todos los otros 5.000 del país juntos.

¿Qué hacer con todo ese botín? Los traders, los ejecutivos y los accionistas querrán una parte. Los bajos tipos de interés plantean muchos desafíos a largo plazo. Sin embargo, es el Gobierno, y el contribuyente, a quien debe dar las gracias Wall Street. Su gratitud hasta ahora se queda corta: en el año de necesidades de América, los cuatro grandes prestamistas redujeron sus préstamos combinados en un 3%.

La tarea de los bancos en 2021 es encontrar formas creativas para ayudar a la economía real, y devolver los beneficios que nunca fueron realmente suyos, para empezar.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías