Retribución al accionista

La banca española, fuera de las más afectadas por la limitación de dividendos del BCE

Las firmas de análisis ponen a ING, Nordea, ABN Amro, Intesa SanPaolo y KBC entre los más perjudicados

La presidenta del BCE, Christine Lagarde.
La presidenta del BCE, Christine Lagarde. REUTERS

La decisión del BCE de ayer reclamar a las entidades financieras que “consideren abstenerse de repartir dividendos en efectivo y recomprar acciones o que limiten tales repartos hasta el 30 de septiembre de 2021” no ha caído como un jarro de agua fría y se sitúa dentro de las previsiones de las firmas de análisis.-

La institución presidida por Christine Lagarde ha pedido que, dada la incertidumbre sobre el impacto económico de la pandemia, los dividendos y recompras de acciones se mantengan por debajo del 15% del beneficio acumulado de los ejercicios de 2019 y 2020 y no sobrepasen los 20 puntos básicos de la ratio de capital de nivel 1 ordinario (CET1), si este importe fuera menor.

Tras conocerse la decisión del BCE, el sector trata de mantener la senda alcista en Bolsa, con el sectorial del Euro Stoxx subiendo un 0,3%, por debajo del selectivo europeo, que suma un 0,9%. Dentro de él, las mayores caídas se registran entre las entidades mejor capitalizadas y que se verán, según las firmas de inversión, más perjudicadas por la limitación. Así, KBC Group cede un 0,96%, Intesa SanPaolo recorta un 0,95% y BNP Paribas, un 0,5%.

Berenberg y Credit Suisse aseguran que la decisión de Lagarde sobre la política de retribución al accionista de la banca es “decepcionante” y destaca como entidades más afectadas a Intesa, Nordea, ING, KBC, BNP Paribas y Credit Agricole.

Desde Citi, por su parte, afirman según recoge Bloomberg que la medida del BCE ha estado en línea con lo previsto y que implica una mayor penalización que la decisión adoptada en Reino Unido sobre el sector, afectando especialmente a Nordea y a las entidades francesas.

En RBC afirman a su vez que la medida puede permitir a Societe Generale elevar su estimación de beneficios para el ejercicio fiscal 2020, mientras que dejaría sin cambios la política de retribución al accionista de BBVA.

UBS cuantifica los posibles dividendos que pueden pagar las entidades en función de su beneficio y calculan que en el caso de las entidades españolas Santander podrá repartir un beneficio máximo de 1.949 millones de euros, mientras que BBVA podrá retribuir un total de 1.162 millones. Detrás estarían CaixaBank, con 436 millones; Sabadell, con 139 millones; Bankinter, con 128 millones y Unicaja, 34.

Normas
Entra en El País para participar