Mastercard afronta una demanda por 15.200 millones de euros en Reino Unido

Le corresponderían hasta 300 libras a cada adulto británico

Dos tarjetas Mastercard.
Dos tarjetas Mastercard.

El Tribunal Supremo de Reino Unido ha admitido a trámite una demanda colectiva por valor de 14.000 millones de libras (15.200 millones de euros) contra el operador de tarjetas Mastercard por, supuestamente, aplicar comisiones excesivas a más de 46 millones de personas durante 16 años.

El complejo caso, presentado después de que Mastercard perdiera una apelación contra una decisión de la Comisión Europea de 2007 que establecía que sus tasas eran anticompetitivas, podría dar derecho a los adultos en Gran Bretaña a cobrar hasta 300 libras (326 euros) si tiene éxito.

Estas indemnizaciones, en caso de prosperar, se repartirían entre todos los británicos dueños de tarjetas, aunque no fueran de Mastercard, porque las comisiones en conflicto se aplicaban en los pagos realizados en todas las tiendas.

"Mastercard ha infringido de forma sostenida la ley de competencia, imponiendo cargos excesivos por transacciones con tarjeta durante un período prolongado de una manera que debía saber que impondría un impuesto invisible a los consumidores del Reino Unido", ha explicado el abogado Walter Merricks. "Todo lo que compramos entre 1992 y 2008 era más caro de lo que deberían haber sido".

Merricks afirma que el pago máximo sería de unas 300 libras para cualquiera que pueda probar que estuvo en el Reino Unido en los 16 años entre 1992 y 2008. Unos 46 millones de adultos podrían calificar y no necesitan haber tenido nunca una Mastercard.

La plataforma de tarjetas de crédito asegura que está fundamentalmente en desacuerdo con el procesamiento, y explica que la demanda está siendo impulsada por los abogados estadounidenses de "Hit and Hope". "Mastercard pedirá al Tribunal de Apelación de la Competencia (que supervisará el caso) que evite el grave riesgo de que el nuevo régimen de acción colectiva vaya por el camino equivocado con un caso que es fundamentalmente defectuoso", dijo en un comunicado.

En España, hace 15 años, se desató una polémica similar. Las asociaciones de comercios demandaron a los grandes operadores de tarjetas (Servired, 4B y Euro 6000) por cobrar unas comisiones excesivas. Al final, llegaron a un acuerdo para reducir los cargos.

Normas
Entra en El País para participar