Philip Morris reestructura su cúpula tras dimitir su presidente, que también deja Ferrari

Luis Camilleri deja su cargo tras dos años frente al fabricante italiano de deportivos

Luis Camilleri, exCEO de Ferrari, en Turín (Italia), en septiembre de 2018.
Luis Camilleri, exCEO de Ferrari, en Turín (Italia), en septiembre de 2018. REUTERS

Philip Morris ha anunciado una importante reestructuración de su cúpula directiva a nivel internacional después de que el presidente de su junta directiva, Luis Camilleri, haya anunciado su jubilación con efecto inmediato, según ha comunicado la compañía tabaquera. Camilleri también ha renunciado a su cargo como consejero delegado del fabricante de automóviles Ferrari alegando "motivos personales", un cargo que mantenía en la marca italiana desde 2018, de la que también abandonará su consejo administración, en el que participaba desde 2015.

Su salida de Philip Morris provoca un baile de puestos en su alta dirección. El puesto de presidente será ocupado por el actual consejero delegado de la compañía, André Calantzopulos, a partir de mayo del año que viene, cuando la junta de accionistas de su visto bueno. A diferencia de Camilleri, Calantzopoulos será presidente ejecutivo del grupo. Hasta su designación definitiva será  Lucio Noto, actual director presidente independiente de PMI, quien ejerza como presidente interino.

El cargo de consejero delegado que dejará vacante André Calantzopulos será ocupada por el director de operaciones, Jacek Olczak.  "Estoy encantado de entregar el cargo de presidente de la junta a André tras su decisión de renunciar a sus responsabilidades como director ejecutivo. Estoy igualmente encantado de que Jacek haya sido designado para tomar el timón de la empresa a partir de mayo de 2021. Al contemplar mi carrera de 40 años en PMI, ha sido un enorme privilegio servir a esta maravillosa empresa, a su Junta, a sus empleados y a sus accionistas (...). Renuncio con la firme convicción de que la empresa está en buenas manos para lograr su visión de un mundo libre de humo”, ha valorado Camilleri en un comunicado.

Respecto a su salida de Ferrari, con quien Philip Morris tiene importantes vínculos comerciales y empresariales, ha dicho estar orgulloso "de los numerosos logros de la compañía desde 2018 y sé que los mejores años de Ferrari aún están por llegar". Bajo su liderazgo, la compañía introdujo en 2019 cinco nuevos modelos, que impulsaron las ventas anuales a más de 10.000 unidades por primera vez. Además, entre los retos pendientes, queda por alcanzar la transición del fabricante italiano de superdeportivos hacia la movilidad eléctrica.

La renuncia del italiano trae una nueva crisis de liderazgo para Ferrari, que en 2018 confió su futuro a Camilleri tras la muerte del ex consejero delegado Sergio Marchionne por una complicación de una cirugía. Ahora, Camilleri ha dimitido después ser hospitalizado por Covid-19, aunque un portavoz de la empresa afirmó que la enfermedad y su recuperación no han sido la causa principal de su renuncia. John Elkann, presidente ejecutivo del fabricante, ha idicado en un comunicado que él mismo ocupará la silla de Camilleri hasta que Ferrari nombre a un sucesor, a la vez que ha lamentado la decisión del exCEO.

Normas
Entra en El País para participar