Santander llega a un principio de acuerdo con los sindicatos con un ERE para 3.572 empleados

Otros 1.100 pasarán a empresas del grupo y otros 400 a Santander Personal

ERE Santander
Ana Botín, presidenta de Banco Santander.

El Banco Santander y los sindicatos han alcanzado este jueves un principio de acuerdo que prevé la salida de 3.572 empleados en España y el traslado o reubicación de 1.500 en otras sociedades del grupo, 400 de ellos en Santander Personal.

El pacto llega después de que el banco redujera nuevamente el número de afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de 3.800, que era la última propuesta a los 3.572 trabajadores; inicialmente la propuesta afectaba a 4.000 empleados. Además, 1.100 empleados se externalizaran y pasarán a empresas del grupo, mientras que otras 400 tendrán como destino pasar a Santander Digital, el centro de atención al cliente con gestores remotos. La movilidad geográfica también se reduce al establecerse en 100 kilómetros, frente a los 150 kilómetros propuestos en la reunión anterior, y se mantienen las condiciones de 2016.

Se ha fijado el compromiso de aceptar  prácticamente la totalidad de las solicitudes de mayores de 58 años con un máximo de rechazos de un 10%. Además, para los mayores de 55 años tendrán prioridad los que ya hubiesen solicitado su adhesión al ERE de 2019 y ahora volviesen a pedirlo. Los conyuges o parejas afectadas por por los ERE del banco de 2017 y 2019 quedan excluidos del puesto en marcha ahora. 

Condiciones económicas

En cuanto a las condiciones económicas de las salidas, el Santander ofrece a los mayores de 62 años una indemnización de 20 días por año trabajado, con el límite de una anualidad. Al colectivo de entre 58 y 61 años que tenga una antigüedad en plantilla de al menos 15 años, se le pagará el 76% de su salario pensionable, o bien el 70% del salario pensionable mas un 56% del complemento voluntario.

Estos trabajadores tendrán derecho, además, al convenio especial de la Seguridad Social, por el que la entidad les paga la cotización hasta los 63 años, con una revalorización anual máxima del 3%. El banco propone que los trabajadores de 55, 56 y 57 años con más de 15 años de antigüedad reciban un 74% del salario pensionable, o el 67% del sueldo más el 54% del complemento voluntario, también con el convenio especial hasta los 63 años, con revalorización máxima del 3%.

El colectivo de 50 a 54 años, también con al menos 15 años de antigüedad, cobrará la indemnización a la que tengan derecho del salario pensionable en seis anualidades, con un máximo de 320.000 euros, cantidad que no incluye las primas. También tendrán el convenio especial con revalorización del 3% como máximo hasta que cumplan 63 años.

Para las salidas voluntarias de este colectivo, el Santander propone una indemnización de 30.000 euros a quienes lleven 15 o más años en el banco; de 25.000 euros a los que lleven entre 10 y 14 años; de 15.000 euros al tramo de entre 5 y 9 años y de 5.000 euros a los que tengan menos de 5 años de antigüedad. Los trabajadores de 50 años o menos con cualquier antigüedad cobrarán una indemnización de 40 días de su sueldo bruto anual con un máximo de 24 mensualidades.

Las primas para este colectivo por salir voluntariamente del banco oscilarán entre los 30.000 euros que cobrarán los que tengan una antigüedad de 15 o más años hasta los 5.000 euros que podrán cobrar los que lleven menos de 5 años. Por último, para los mayores de 55 años que tengan una antigüedad inferior a los 15 años se prevé el pago de 40 días de salario bruto con un tope de 24 mensualidades, así como las mismas primas de voluntariedad que se ofrecen al resto de tramos.

La mayoría de los sindicatos presentes en el banco están de acuerdo con este último planteamiento de la empresa, pero reconocen que aún tienen que sentarse para decidir si aceptan definitivamente  no la oferta de Santander.

Normas
Entra en El País para participar