Singapur será la nueva Davos... ¿más allá de 2021?

Es suficientemente neutral, y Asia acoge a una nueva clase multimillonaria emergente

Terminal del aeropuerto internacional Changi de Singapur, este lunes.
Terminal del aeropuerto internacional Changi de Singapur, este lunes. AFP

Singapur es un hábitat natural para el Foro Económico Mundial. Es una aproximación aceptable de Davos: es limpia, segura y tiene uno de los aeropuertos mejor conectados del mundo. También ejerce de centro regional de riqueza privada y es suficientemente neutral. Con una futura clase multimillonaria emergiendo en Asia, podría incluso servir como lugar más permanente.

La nación insular bien puede reclamar el título de la Suiza de oriente después de que el Foro la haya escogido para su reunión de 2021 (aplazada a mayo). El resurgimiento de los confinamientos en Europa ha echado por tierra el plan B original del presidente, Klaus Schwab, para mantener el evento en Suiza, en Lucerna-Buergenstock, cerca de Davos. El nodo asiático también ha tenido sus escándalos bancarios con instituciones envueltas en el blanqueo de dinero de 1MDB.

Un retorno más rápido a la normalidad hace de Singapur una opción obvia. En el caso de Hong Kong, las tensiones políticas eran un obstáculo. Una nueva ley de seguridad nacional impuesta por Pekín, en la que los delitos de subversión y colusión con fuerzas extranjeras, vagamente definidos, pueden castigarse hasta con cadena perpetua, sería un obstáculo para muchos visitantes de naciones democráticas.

Han pasado casi dos décadas desde la última vez que el Foro se celebró fuera de Davos. En 2002 se eligió Nueva York, supuestamente por solidaridad después del 11S, pero entonces los delegados estadounidenses eran reacios a viajar al extranjero por motivos de seguridad.

Un cambio hacia oriente sería más profundo porque seguiría al dinero. Asia acoge 831 multimillonarios, según un informe reciente de UBS y PwC. Es la región con la mayor cantidad, y suponen el 38% del total de la población multimillonaria, con una riqueza de 10,2 billones de dólares. Son un grupo más hecho a sí mismo que sus homólogos occidentales y sus fortunas han demostrado últimamente ser más resistentes. La elección de Singapur para 2021 podría ser una prueba de casting para un papel más duradero.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías