Telefónica abonará este mes un dividendo del 5% en acciones

La rentabilidad total anual de la compañía supera el 10%

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica ha puesto en marcha el mecanismo para el segundo tramo de su remuneración al accionista anual. La comisión delegada del consejo de administración acordó este viernes llevar a cabo la ejecución del segundo aumento de capital con cargo a reservas relativo a la retribución del accionista mediante scrip dividend, aprobado por la junta de accionistas de junio. De esta forma, se lanza la ejecución del pago del segundo tramo del dividendo de 2020, que asciende a 0,20 euros por acción. En junio abonó el primero, por el mismo importe.

Finalmente, en un hecho relevante remitido a la CNMV, Telefónica explicó que el precio definitivo del compromiso de compra por parte del grupo de los derechos de asignación gratuita asciende a la cantidad bruta de 0,194 euros por derecho. “Los accionistas que deseen recibir su remuneración en efectivo podrán vender sus derechos de asignación gratuita a la compañía a un precio bruto fijo de 0,194 euros por derecho”, dijo la teleco.

Este pago supone una rentabilidad por dividendo cercana al 5,1% que, unido a la remuneración del mes de junio, supone una rentabilidad total por encima del 10%.

La compañía explicó que el precio de cotización de referencia se fijó en 3,690 euros, mientras que el importe de referencia se ha situado en 1.126 millones de euros. El número de acciones nuevas a emitir en virtud del aumento de capital liberado y según las fórmulas de cálculo aprobadas asciende a 296.024.315, que equivalen al 5% del capital. “Conforme a las fórmulas aprobadas por la junta accionistas, serán necesarios 18 derechos de asignación gratuita para recibir una acción nueva”, indicó la compañía.

La teleco insistió en que ha querido ofrecer así nuevamente a sus accionistas la alternativa del scrip dividend, modalidad de retribución al inversor que, sin limitar en modo alguno la posibilidad de percibir la totalidad de la retribución en efectivo si así lo desean, les permite recibir acciones liberadas de la sociedad.

El aumento de capital y la adquisición por la sociedad de los derechos de asignación gratuita como consecuencia del compromiso de compra se realizarán íntegramente con cargo a las reservas voluntarias, cuyo importe a 31 de diciembre de 2019 ascendía a 8.603 millones de euros. En cualquier caso, la dirección de Telefónica siempre ha defendido que la generación de caja cubre sin problemas el pago del dividendo.

En cualquier caso, habrá que esperar para saber el porcentaje de inversores que opta por recibir acciones. En junio, en el primer tramo del dividendo, el número de acciones que se emitieron en el aumento de capital liberado fue de 136.305.986, equivalentes a un 2,63% del capital.

Accionistas

Los accionistas titulares del 63,01% de los derechos de asignación gratuita de Telefónica optaron por recibir en títulos el primer tramo de este dividendo flexible. Por ejemplo, CaixaBank, uno de los accionistas de referencia, optó por recibir parte en efectivo. Durante el mes de junio, las matildes se movieron en un rango entre cuatro y cinco euros.

Dentro de sus planes de retribución al inversor, la compañía tiene previsto proponer a la junta general de accionistas, la reducción de capital mediante la amortización de acciones propias en autocartera que representen el 1,5% del capital. La teleco retomó la recompra de acciones, paralizada durante la presidencia de José María Álvarez-Pallete, entre agosto y septiembre, con la adquisición, a través de distintas operaciones, de un 1,01% del capital, con un desembolso total de 185 millones.

La acción de Telefónica mantuvo una tendencia alcista en la sesión del viernes, subiendo, por momentos, más de un 4%, alcanzando la cota de los 3,80 euros. Finalmente, los títulos cerraron con un avance del 3,22%, hasta 3,78 euros. No obstante, las matildes acumulan un fuerte castigo durante 2020, con un retroceso cercano al 40%, ante el impacto de la crisis del Covid, que se ha dejado sentir en áreas claves para la teleco como España y Latinoamérica.

Reduce la salida de caja por el dividendo

Menor volumen. Con la fórmula del scrip dividend, la operadora ha reducido el volumen de la salida de caja. Así, los dividendos brutos pagados por Telefónica a sus accionistas sumaron 531 millones de euros en los primeros nueve meses de 2020, un 55% menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando ascendieron a 1.193 millones.

Filiales. Los pagos totales por dividendos ascendieron a 853 millones de euros en los primeros nueve meses de 2020, frente a 1.638 millones en el mismo periodo de 2019. Los dividendos pagados a accionistas minoritarios totalizaron 322 millones en los primeros nueve meses de 2020, por 445 millones en el mismo periodo de 2019, principalmente por los dividendos pagados por Telefónica Brasil y Telefónica Alemania.

Pagos anteriores. Telefónica recordó que ha venido retribuyendo a sus accionistas en los últimos años mediante el pago de dividendos en efectivo, recompras de acciones y, por primera vez en mayo de 2012, mediante un scrip dividend. Posteriormente a esta fecha, se ejecutaron otros scrip en noviembre de 2014, noviembre de 2015, noviembre de 2016 (la empresa decidió entonces volver al pago únicamente en efectivo) y junio de 2020.

Normas
Entra en El País para participar