Megatendencias, hucha para la jubilación

El horizonte temporal las hace aptas para ahorradores

El inversor entiende muy bien cómo se componen las carteras

Megatendencias de inversión
Getty Images

Mirar a largo plazo y centrarse en cuestiones que suponemos van a seguir ocurriendo durante mucho tiempo, y que por ello tienen crecimiento importante por delante, esa es la principal característica de las megatendencias que aprovechan cada vez más fondos de inversión. De hecho, el escenario de pandemia ha acelerado varias temáticas ya clásicas, como la innovación tecnológica, la salud y la sostenibilidad, coinciden los expertos.

El crecimiento de la población mundial, su envejecimiento, la creciente urbanización de las ciudades, el cambio climático y su impacto en la economía son algunos de los cambios estructurales a los que se enfrenta la sociedad y de los que algunas compañías se podrían beneficiar en el futuro, brindando a los inversores nuevas oportunidades a largo plazo.

Así lo ve Baruc Fernández, especialista en planes de pensiones de Deutsche Bank, ya que “las fuentes de crecimiento que se generan a raíz de esos cambios estructurales permanecen al margen de tendencias cíclicas y dan lugar a oportunidades de inversión que pueden liderar la disrupción global”.

Una buena opción

Para Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal, los fondos basados en megatendencias son una opción interesante para formar parte de una cartera de cara al ahorro de la jubilación, “ya que proporcionan una exposición activa a largo plazo a temáticas más estratégicas y, por tanto, duraderas, que están transformando nuestro planeta y nuestra vida cotidiana. De este modo, podemos aumentar las fuentes de rentabilidad de cara a preparar la jubilación de una manera enfocada, pero diversificada”.

Se centran en sectores con mayor capacidad de crecimiento

En concreto, ve oportunidades en tres temáticas que saldrán reforzadas de esta crisis: innovación sanitaria, cambio climático y transición energética. “Mientras que el coronavirus sume al mundo entero en la confusión, el ingenio y la innovación están uniendo fuerzas para hacer frente a la enfermedad y adaptar el trabajo y la vida familiar a un nuevo conjunto de realidades económicas, políticas y sociales”, cree.

También Rubén García, director general de Iberia y Latam de Columbia Threadneedle Investments, opina que la inversión a largo plazo tanto en tendencias tecnológicas como de inversión responsable y a escala global es una buena apuesta para complementar el ahorro para el retiro.

Según Almudena Mendaza, directora de ventas para Iberia en Natixis Investment Managers, la inversión temática proporciona a los inversores acceso a una serie de mercados que tienen el potencial de crecer a un ritmo superior al de la economía global en general.

Innovación, tecnología, salud y sostenibilidad, en boga

“Vemos una serie de fuerzas primarias que están dando forma al mundo del futuro y creando unas expectativas seculares de crecimiento en el ámbito temático: demografía, innovación y escasez de recursos y globalización. Cada una de las empresas en las que invertimos se beneficia de uno de esos cambios estructurales que serán los impulsores del crecimiento durante los próximos cinco, diez o incluso veinte años”, destaca.

Precisamente en ese largo plazo los fondos de pensiones “se enfrentan a una perspectiva de crecimiento económico moderado y necesitan fuentes de mayor rentabilidad respecto al riesgo asumido”, señala Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM en Iberia y Latam.

En ese sentido, “en los últimos años los fondos de pensiones se han dado cuenta de que mediante megatendencias es posible invertir en compañías líquidas cotizadas, con valor liquidativo diario, de manera muy innovadora, global y diversificada”.

Paciencia y prudencia

Efectivamente, para aprovechar realmente el crecimiento y la expansión de una tendencia, “el inversor debe ser paciente y prudente, pues los sectores que se apalancan en la tecnología necesitan un periodo de maduración muy largo. Por ello, lo que tiene que tener muy claro es cuál va a ser su perímetro de inversión, su temática subyacente y cuáles son los límites que va a imponer en su cartera. Temas hay muchos y muchos de ellos pueden tener sentido, pero hay que saber definirlos correctamente porque no todos son invertibles. Es importante que el inversor sea selectivo”, advierte Beatriz Barros de Lis, directora general de Axa IM España.

“En el entorno actual de mercado, la inversión global, temática y sostenible ha adquirido protagonismo en la carrera para salir de esta crisis, ofreciendo oportunidades en diversos sectores”, asegura Amparo Ruiz Campo, country head para España y Latam de DPAM, convencida de que hay que invertir en empresas que desempeñarán un papel fundamental en la configuración de la sociedad del futuro a escala mundial.

De hecho, han identificado siete temas principales presentes en su fondo DPAM Invest B Equities Newgems Sustainable: nanotecnología, ecología, wellness (bienestar), generación Z, e-society (sociedad digital), manufactura 4.0 (industria) y seguridad. Las letras iniciales de estos ámbitos conforman el acrónimo Newgems. Esta estrategia, además, “integra indicadores de sostenibilidad relacionados con cada temática en nuestro proceso de inversión”.

No perder de vista

Horizonte. Las megatendencias son adecuadas para ahorradores con un perfil de riesgo elevado y siempre para un horizonte temporal largo. Celso Otero, gestor experto en megatendencias de Renta 4 Gestora, ve posible estar incluso más allá de los tres o cinco años que habitualmente se contemplan para la renta variable, “ya que si tengo un activo en un mercado que crece año tras año y, por tanto, sus beneficios también, personalmente me gustaría seguir invertido. Seguramente, las desinversiones van a depender más de mis necesidades personales que de que estos mercados dejen de crecer”.

Riesgos. Vafa Ahmadi, director de renta variable temática de CPR AM, centro de inversiones temáticas de Amundi, alerta de riesgos estructurales contra los que un inversor a largo plazo de megatendencias debería protegerse, que son, principalmente, el cambio climático, “cuyos canales de transmisión a la evolución económica son de varios tipos: caída de los rendimientos agrícolas, movimientos poblacionales, descenso de la productividad laboral, aumento del precio de las materias primas, empeoramiento de los problemas sanitarios, conflictos geopolíticos…”, y el incremento de la desigualdad, “que dificulta el crecimiento económico y contribuye a desestabilizar el equilibrio político y social, con importantes consecuencias económicas”.

Normas
Entra en El País para participar