Hacienda se resiste a suavizar más su reforma fiscal y mantiene el alza a los planes de pensiones

El Gobierno no acepta de momento tampoco otras enmiendas como las que proponen rebajar el IVA de productos de higiene femenina

Vista general de la mesa con los asistentes a la Comisión de Presupuestos en el Congreso de los Diputados.
Vista general de la mesa con los asistentes a la Comisión de Presupuestos en el Congreso de los Diputados.

El primer paso de la aportación de los grupos parlamentarios al proyecto de ley de Presupuestos para 2021 se saldó ayer con el veto del Gobierno a casi todas las reducciones de impuestos propuestas en las enmiendas parciales. Hacienda se resiste a descafeinar su reforma tras haber concedido al PNV anular el alza tributaria prevista para el diésel.

En la primera sesión de la Comisión de Presupuestos, celebrada ayer, el informe de la ponencia sobre el proyecto de ley dejó fuera la pretensión del PP de acabar con la bajada de 8.000 a 2.000 euros anuales en el límite exento en las aportaciones a planes de pensiones que recoge el proyecto presupuestario. El diputado del PP en la Comisión, Víctor Píriz, aseguró ayer que su grupo apoyará “cualquier enmienda que pida la subida de estos límites”. Igualmente, la eliminación de la subida del impuesto sobre las primas de seguro no se va aceptar. Tampoco va a salir adelante, de momento, la bajada del IVA en diversos productos, como los de higiene femenina, o servicios como peluquerías.

El Gobierno tiene potestad para vetar enmiendas que supongan aumento de gasto o disminución de ingresos y así lo ha hecho en esta ocasión cerrando el paso a más de un centenar que no van a llegar ni a votarse.

Además de las tributarias, se han vetado otras consideradas aumento de gasto como ayudas a colectivos vulnerables, partidas de fondos adicionales para los ayuntamientos o específicas para sectores como la hostelería y el turismo, bonificaciones para los trabajadores fijos discontinuos y mejoras salariales para los funcionarios de prisiones .

Por otra parte, la Mesa de la Comisión de Presupuestos sí ha aceptado debatir otras 20 enmiendas que habían sido objeto de reparo por parte de los servicios jurídicos de la Cámara Baja por creer que su contenido no es presupuestario. En este grupo se encuentra la pactada entre Unidas Podemos, ERC y Bildu sobre la paralización de los desahucios hasta diciembre de 2022. Su tramitación no significa, sin embargo, que la enmienda vaya a ser votada favorablemente, solo que queda viva. Los portavoces de los grupos han cuestionado la decisión de la Mesa. así como el veto a casi todas las medidas fiscales.

Normas
Entra en El País para participar