Madrid carga contra la enmienda de ERC para reimponer Patrimonio en la región

La comunidad que gobierna Ayuso no aplica este tributo, que el Gobierno ha recuperado como estructural en el plan presupuestario de 2021

El consejero de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty.
El consejero de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty.

A la Comunidad de Madrid le preocupa que la tramitación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 sea aprovechada para introducir por la puerta de atrás las bases hacia una armonización fiscal autonómica que obliguen a subir impuestos en la región.

Así lo ha advertido este viernes el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, denunciando que ERC ha presentado una enmienda a las cuentas públicas que supondría reintroducir el impuesto de Patrimonio en la región, donde llevas años suprimido.

“Se está produciendo una auténtica agresión a los madrileños que el Gobierno de la Comunidad de Madrid coloca en el máximo nivel de importancia”, ha aseverado Fernández-Lasquetty, avanzando que la región y el PP tomarán todas las medidas oportunas, a nivel político, institucional y judicial para impedirlo.

La enmienda de ERC plantea establecer una cuota fija estatal del impuesto de Patrimonio, que hoy está cedido a las comunidades autónomas, de forma que el mínimo nacional tenga que ser abonado en toda España. El plan presupuestario ya suponía volver a reintroducir este tributo como estructural, pues fue suprimido hace años pero los Ejecutivos lo han ido prorrogando anualmente para evitar la pérdida de ingresos que aporta.

A partir de ahí, la propuesta de Esquerra hace mención a la competencia fiscal desleal que se da entre regiones, sostiene, dada la fuerte rebaja, bonificación o supresión de ciertas figuras por parte de comunidades con un mayor nivel de ingresos. El caso paradigmático es Madrid, a la que el PSOE acusa de aprovechar su capitalidad para reducir la imposición, captando así contribuyentes de otras regiones que se domicilian allí ante el atractivo fiscal de su esquema.

Esas críticas, el anuncio del Ejecutivo de que pretende impulsar una armonización fiscal a medio plazo y la mención de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de que podría haber grupos que plantearan propuestas en este sentido durante la tramitación parlamentaria, hace pensar a Lasquetty que la enmienda de ERC forma parte de una maniobra concertada con el Gobierno para imponer un cambio en este sentido. “Si lo anuncia la ministra y luego lo hace ERC, es que estaban concertados”, ha expuesto el consejero de Hacienda regional.

La enmienda, que también modificaría los umbrales para gravar vía Patrimonio a más empresas familiares, estima que se recaudarían 1.000 millones más al año y desde Madrid sostienen que el grueso de esa presión se daría sobre los madrileños. A partir de ahí, Lasquetty cree que las menciones del texto a Sucesiones y Donaciones, también fuertemente bonificados por Madrid, anticipan una estrategia para imponer una subida fiscal generalizada.

“Quieren imponer impuestos que Madrid tiene suprimidos o bonificados totalmente, quieren saltar por encima de la Constitución y de nuestra autonomía, es un ataque a los madrileños” que vulnera los procedimientos legales exigibles, ha dicho, porque semejante cambio va contra la cesión de tributos a las autonomías que fija la Carta Magna así como contra la ley orgánica de financiación autonómica.

Normas
Entra en El País para participar