Calviño dice que España planea usar íntegramente los 140.000 millones europeos

Hasta la fecha España solo había confirmado que recurriría a los 72.000 millones en subvenciones

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EFE

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha asegurado que España está estudiando utilizar íntegramente las ayudas de 140.000 millones de euros que le corresponden del plan de recuperación de la UE, y espera que no haya retraso para poder poner en marcha el plan nacional el 1 de enero de 2021. Hasta la fecha, España solo había confirmado que recurriría a los 72.000 millones del fondo que llegan en forma de transferencias directas, dejando aparcados por ahora los 68.000 millones restantes en préstamos, que tendría que devolver en condiciones favorables.

Inicialmente, tras la presentación el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, desde Moncloa se avanzó que el planteamiento del Gobierno pasaba por exprimir primero los 72.000 millones de euros en subvenciones europeas que España aspira a captar entre 2021 y 2023. A partir de ahí, se dijo, el Ejecutivo analizaría si era necesario solicitar también los otros casi 70.000 millones de euros en créditos, que pueden pedirse hasta mediados de 2023, plazo que se contaba con agotar antes de tomar la decisión.

Sin embargo, las palabras de la titular de Asuntos Económicos suponen que el Gobierno está decidido ahora a aprovechar también los préstamos en la medida en que los proyectos en marcha lo requieran. Así, ilustran desde Economía, si de los 27.000 millones a ingresar en 2021 (34.000 contando con los fondos directamente ingresados a las comunidades autónomas), se pasara, por ejemplo, al entorno de 21.000 millones en 2022, podrían comenzarse a solicitarse fondos a crédito para mantener el nivel de inversiones ya impulsado el próximo ejercicio. Todo dependerá, matizan desde el Ministerio, de si los proyectos en marcha lo requieren.

Así lo ha señalado Calviño en la jornada Capital Markets Forum Spain organizada por Bloomberg celebrada este jueves, el mismo día en que los Veintisiete se reúnen para evaluar el reciente acuerdo sobre el presupuesto europeo, que Hungría y Polonia rechazan en bloque debido al sistema por el cual la UE podría suspender el pago de ayudas europeas a aquellos países que han violado los principios del Estado de derecho, lo que podría retrasar la llegada de los fondos europeos para la recuperación.

La ministra económica se ha mostrado confiada en que el choque interno en la UE se resuelva cuanto antes para que la Comisión Europea pueda emitir deuda conjunta y el mecanismo de ayuda comience a funcionar. A su vez, ha comprendido que existan estos roces. "Se negocia mucho texto legal, no es una sorpresa que pueda haber tensiones, potenciales vetos y amenazas en la aplicación de estas normas. Espero que en las próximas semanas seamos capaces de superar estas primeras reacciones negativas", ha apuntado.

Asimismo, Calviño ha reaccionado al aviso de la Comisión Europea, que dio ayer su visto bueno al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) sin olvidar recordarle a España que tiene que vigilar su nivel de deuda pública e intentar asegurar la sostenibilidad fiscal. España está comprometida a reducir "cuanto antes" su nivel de déficit y hacerlo "lo máximo posible", ha señalado Calviño.

Según las estimaciones del Ejecutivo comunitario, presentadas a comienzos de mes, el déficit público español ascenderá al 12,2% del PIB este año para irse reduciendo hasta el 9,6% y el 8,6% en los dos siguientes ejercicios. La deuda, por su parte, superará el 120% del PIB en 2020, para crecer hasta el 122% el año que viene y rozar el 124% en 2022.

También ayer, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) advirtió en un análisis que estima que, a consecuencia del gasto destinado a paliar los efectos de la crisis sanitaria, la deuda elevará su importancia sobre el conjunto de la economía en 23 puntos este año, pasando del 95,5% al 118,5%, amenazando con estancarse en el entorno del 120% durante años si no se toman medidas de contención urgentes.

Con todo, Calviño ha asegurado que los efectos de la segunda ola de la pandemia de coronavirus en la economía española no están siendo tan dramáticos como los de la primera, y ha señalado que confía en que la economía continúe creciendo en el cuarto trimestre.

La economía española creció a un récord del 16,7% en el tercer trimestre del año con respecto al
segundo trimestre, después de una recesión récord causada por la casi completa desaparición de la actividad económica entre abril y junio a fin de frenar la expansión del virus.

En el ámbito sanitario, la ministra económica también ha afirmado que espera que España sea uno de los primeros países europeos en comenzar con las fases de vacunación. 

Normas
Entra en El País para participar