Alemania presenta un plan de impulso al motor con 5.000 millones

Berlín ampliará hasta 2025 las ayudas para la compra de vehículos eléctricos

La canciller alemana, Angela Merkel.
La canciller alemana, Angela Merkel. AP

El Gobierno alemán ha ofrecido a la industria de la automoción un plan con 5.000 millones de euros para amortiguar el impacto generado por la pandemia de coronavirus y afrontar la transición hacia el coche eléctrico.

Berlín ampliará hasta 2025 las ayudas para la compra de vehículos eléctricos y acometerá un mayor despliegue de la red de recarga. También ofrecerá incentivos para el cambio de camiones viejos por otros menos contaminantes y ayudará a los fabricantes de componentes a invertir en nuevas tecnologías.

Fabricantes de automóviles y proveedores emplean a casi 800.000 personas en Alemania. La producción de automóviles se desplomó un 97% en abril y aún tiene que recuperarse a niveles prepandémicos, en mitad de restricciones a la movilidad para frenar la segunda ola del virus que amenaza con debilitar aún más la demanda.

“Todos somos conscientes de que la industria atraviesa una fase difícil que afecta a cientos de miles de puestos de trabajo. Sabemos esto no es solo una cuestión que afecta a los grandes fabricantes de automóviles, sino más bien afecta profundamente a las empresas medianas", ha señalado el ministro de Economía alemán, Peter Altmaier,

Alemania aumentó las subvenciones este verano hasta 9.000 euros para vehículos eléctricos y hasta 6.750 euros para híbridos enchufables. En España, El Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción, el primero sectorial aprobado por el Gobierno para remontar la crisis económica derivada del coronavirus, está dotado con 3.750 millones de euros, de los cuales se movilizarán 1.535 desde este año y 2.215 a partir de 2021.

Normas
Entra en El País para participar