BBVA no tiene por qué gastarse todo el dinero de EE UU en fusiones

México, donde también se expande Santander, ofrece mejores oportunidades que Turquía

Sede de Banco Sabadell, en Sant Cugat (Barcelona).
Sede de Banco Sabadell, en Sant Cugat (Barcelona). AFP

La precaución es la mejor parte del valor de las fusiones y adquisiciones de BBVA. El banco ha confirmado las negociaciones para la adquisición de Sabadell. Incluso después de la operación, el jefe Carlos Torres tendrá mucho capital de sobra. México, no Turquía, ofrece mejores oportunidades para obtener mayores ganancias.

Si algo tiene Torres es pies ligeros. El mismo día en que acordaba la venta de la unidad estadounidense de BBVA por 9.700 millones de euros (con una prima considerable respecto al valor contable) se confirmaron las conversaciones con Sabadell para la adquisición de la entidad.

Una unión casi duplicaría la cuota de mercado de BBVA en España hasta el 20%, según el análisis de Morgan Stanley. Además, cualquier precio será barato: incluso después de una subida del 27% en los últimos cinco días por los rumores de una oferta inminente, las acciones de Sabadell siguen cotizando a apenas un cuarto del valor contable tangible.

Y si BBVA consigue recortar el 42% de los costes de su objetivo, en línea con la propuesta de unión de CaixaBank con Bankia, el ahorro neto, de 3.400 millones de euros en costes de reestructuración, podría ascender a 6.300 millones una vez gravados y capitalizados.

Suponiendo que BBVA pague una quinta parte de la prima, valorando los fondos propios de Sabadell en 2.900 millones de euros, Torres tendría un jugoso ratio Tier 1 de capital ordinario del 13,1% tras la venta americana. Eso supone 4.200 millones de euros de capital sobrante por encima del umbral mínimo del 12% de CET1. Si BBVA decidiera deshacerse de las operaciones de Sabadell en Reino Unido, ese botín sería aún mayor.

Expandirse en Turquía, que representa el 16% de los beneficios del grupo BBVA, es tentador. Las acciones de Garanti, el banco local en el que Torres tiene una participación del 49%, han caído un 22% este año. Una adquisición con una prima de un cuarto costaría 2.700 millones de euros, lo que dejaría una buena cantidad sobrante para la intención declarada de Torres de recomprar acciones una vez los reguladores lo permitan.

Aun así, sería mejor usar el efectivo en México. BBVA ya tiene el 23% del mercado de préstamos. Desplegar capital allí, como hace su rival español, Santander, consolidaría su posición de liderazgo. Además, la rentabilidad de los fondos propios allí, del 24% el año pasado, es aproximadamente el doble que la de Turquía.

Las acciones de BBVA cayeron un 4,4% este martes, como suele suceder si los inversores están preocupados por una avalancha de fusiones y adquisiciones que destruyan valor. Torres podría tranquilizarles señalando que Sabadell podría ser su última fusión por un tiempo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías