Calviño: "El escenario central para el cuarto trimestre no es una caída del PIB"

La vicepresidenta económica cree que la marcha del mercado laboral desde octubre junto a otros indicadores y buenas noticias sobre la vacuna eliminan riesgos

Calviño PIB negativo
La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Digitalización, Nadia Calviño.

El Gobierno es optimista con la evolución de la economía en el cuarto y último trimestre de 2020, pese al impacto de los rebrotes de la pandemia de Covid-19 que ha llevado a Europa y a España, en particular, a vivir una segunda ola de la enfermedad. La vicepresidenta de Asuntos Económicos y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha sido la encargada de transmitir hoy dicho optimismo: "Estamos en un escenario altamente incierto, pero el escenario central para el cuarto trimestre no es de una caída o crecimiento negativo del PIB".

Según ha explicado Calviño, la evolución del mercado laboral en lo que llevamos de cuarto trimestre así como otros indicadores adelantados que maneja su departamento "eliminan los escenarios más negativos que hayamos podido tener para este año".

Dicho esto ha precisado que "aunque no se puede descartar nada" porque el comportamiento final de la economía dependerá de la evolución sanitaria de la pandemia, "los datos lo que han hecho es eliminar los escenarios más negativos y permitirnos confiar en que tenemos una base solida para recuperar un crecimiento vigoroso en 2021".

Calviño se ha referido en este sentido a los cuatro riesgos a la baja del crecimiento que el propio Gobierno cuando presentó el cuadro macroeconómico el pasado 20 de octubre. En concreto dichas cuestiones que podían poner en riesgo el avance del PIB eran una peor evolución de la pandemia; impactos estructurales negativos causados por una destrucción del tejido productivo; en tercer lugar, las tensiones geopolíticas y finalmente la capacidad de España para ejecutar los fondos europeos contra la pandemia.

En ese sentido, la vicepresidenta económica ha considerado que las buenas noticias sobre la  vacuna del Covid y las modificaciones normativas que prepara el Gobierno para la óptima ejecución de las ayudas comunitarias llevan al Ejecutivo a eliminar los escenarios más negativos, también para la economía de 2021.

En definitiva, Calviño ha recordado también que la robustez inesperada del crecimiento del PIB en el tercer trimestre del año (16,7%) ha llevado al Fondo Monetario Internacional (FMI) a considerar que debería revisar al alza sus previsiones para España en 2020. Además, "nos manda un mensaje muy claro con respecto a la capacidad que tiene la economía española de recuperarse. Esta base es la que queremos proteger para recuperar el crecimiento económico a lo largo del 2021", ha dicho la ministra.

Aunque también ha dejado abierta la puerta a elementos que tiren a la baja del crecimiento. Concretamente, a pesar de que "el mercado de trabajo mantiene un notable dinamismo y también hay un ritmo dinámico de salida de los ERTE", el Gobierno está pendiente aún de conocer los datos de utilización de los ERTE de rebrote desde que finalizó septiembre "para ver cuál puede ser el impacto neto" de las dinámicas del mercado de trabajo. Aunque descartó que este impacto vaya a ser comparable con el experimentado en la primavera pasada en la primera ola de la pandemia.

Finalmente, también ha considerado que una cuestión importante que podría determinar la marcha económica de la economía española es la evolución sanitaria de la pandemia en países europeos que son los principales socios comerciales de España. Aunque, de momento, ha observado que el sector exportador se mantiene dinámico, "mejor en manufacturas que en servicios".

Normas
Entra en El País para participar