Nexi se prepara para la próxima ronda de fusiones en los pagos

Se centrará probablemente en divisiones de bancos como Société Générale o BBVA

Nexi se prepara para la próxima ronda de fusiones en los pagos
Europa Press

Nexi ha pasado de ser presa potencial a depredador en la industria de pagos europea, que se está concentrando rápidamente. La adquisición el domingo del nórdico Nets, tras la compra del local Sia, impulsará al grupo italiano de 9.400 millones a los primeros puestos del sector en Europa. Se enfrentará al francés Worldline en la próxima ronda de fusiones.

El acuerdo, todo en acciones, dará a los accionistas de Nets un 31% del grupo ampliado, una vez se incluya a Sia. Ello valora el capital de Nets en 6.000 millones, al precio del viernes. El valor ha subido un 11% desde que el par confirmó las conversaciones hace dos semanas.
Esto da a Nexi presencia en 25 países europeos y suma la experiencia de Nets en el procesamiento de transacciones de ecommerce a la fuerza del comprador en el servicio a comerciantes. La adición de Sia por unos 5.000 millones agregará infraestructura para la compensación y liquidación de pagos.

Según los precios actuales, las tres tendrán un valor combinado de más de 20.000 millones. El ahorro de costes previsto, 195 millones al año, gravados al 25% y capitalizados, añade otros 1.500 millones de valor. El nuevo Nexi será pese a ello más pequeño en valor de mercado que Worldline, que está en proceso de absorber Ingenico (8.000 millones). Pero el ebitda proforma de Nexi, 1.500 millones este año, superará los 1.000 millones del francés ampliado.

Ninguno de las dos muestra signos de desaceleración. Con el número de compañías de pagos independientes en caída, la próxima ola de fusiones se centrará probablemente en divisiones de bancos. Société Générale, BBVA o el polaco Pekao todavía tienden a manejar la mayoría de sus propios servicios de pagos. Pero el Covid les mete presión. Intesa Sanpaolo se embolsó 1.000 millones en 2019 vendiendo su negocio de comerciantes a Nexi.

Worldline y Nexi no tendrán la industria europea para ellos solos. Gigantes estadounidenses como Global Payments ya tienen un punto de apoyo en el continente. De hecho, para mantener su estatus, los depredadores europeos podrían acabar teniendo que valorar la posibilidad de unir fuerzas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías