Eólica, nuevas reglas para que el viento futuro sople a favor

La renovación de parques, ‘offshore’ e hibridación, en el foco de la actividad

eólica
Imagen de un parque eólico terrestre.

Repotenciación, almacenamiento y offshore son los tres conceptos en los que se inscribe la capacidad de desarrollo de la energía eólica en España, una tecnología ya madura que ha demostrado toda su resiliencia durante la primera fase de la pandemia, y que ahora se prepara para ser uno de los protagonistas principales de la reconstrucción económica. Para desplegar plenamente sus potencialidades, sin embargo, el sector reclama nuevas reglas.

Pese a que la tendencia es extender la vida de los parques eólicos más allá de los 20 años previstos inicialmente, su renovación con aerogeneradores más modernos, potentes y eficientes –lo que se define repotenciación– es la opción que mejor encaja con el objetivo de cubrir el 35% de la demanda con energías renovables en 2030, según las empresas.

El sector pide una regulación que ofrezca seguridad a los inversores

“Hoy somos capaces de producir más energía que nunca con un número menor de aerogeneradores, lo que ayuda a reducir el impacto visual y medioambiental de los parques, así como a ser más ágiles en las propuestas que presentamos”, explican fuentes de EDP Renováveis.

No obstante, para impulsar la renovación de parques, el director general de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Juan Virgilio Márquez, está convencido de que “es necesario convocar subastas específicas, así como agilizar la tramitación administrativa, que presenta las mismas trabas que la autorización de instalaciones totalmente nuevas”.

Las compañías reclaman subastas específicas y trámites más ágiles

Entre los retos que serán claves para apuntalar la descarbonización del sector energético figura también el almacenamiento, que permite un mayor aprovechamiento de los recursos renovables y estabilizar la producción para asegurar el suministro frente a los posibles altibajos de la demanda.

Por ello, “se deberían promover no solo subastas distintas por cada tecnología, sino que estas deberían tener en cuenta también los proyectos híbridos y el almacenamiento”, apunta el director general de regiones de eólica terrestre de Siemens Gamesa, Enrique Pedrosa. “Todo ello ayudaría a alcanzar los objetivos de penetración”, añade.

Inversiones seguras

De hecho, para 2030, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima prevé la instalación de más de 22 nuevos gigavatios eólicos, lo que supone casi duplicar la potencia instalada actual. Con este fin, “es especialmente relevante eliminar las actuales barreras administrativas que ralentizan el desarrollo de los proyectos y realizar una ordenación del proceso de asignación de acceso y conexión a las redes”, coinciden desde Acciona.

Para fomentar la inversión, el marco regulatorio tiene que ser predecible

Pero el ámbito de mayor proyección innovadora en la eólica es la tecnología de plataformas marinas flotantes, que permite implantar parques en zonas de gran profundidad (más de 60 metros), en las que los aerogeneradores anclados al fondo del mar dejan de ser viables. “La eólica flotante es técnicamente posible en gran parte del litoral español y ya es económicamente eficiente en determinadas zonas como Canarias”, asegura Márquez.

En España existen plataformas de ensayo, como Bimep (País Vasco) y Plocan (Canarias), en las que las empresas están poniendo a punto sus prototipos experimentales y proyectos de I+D+i. Para realizar todo ello, sin embargo, las fuentes de Acciona consultadas insisten en que hace falta “un marco regulatorio ágil, transparente y predecible”, que dé seguridad a los inversores.

Las empresas sacan pecho

Retos. “Es importante la ley de cambio climático, que nos dé seguridad”, pide Juan Virgilio Márquez, de la AEE.

I+D. “Hay que esforzarse en innovar. Desarrollamos aerogeneradores cada vez más potentes que reducen el coste de la energía”, dice Enrique Pedrosa, de Siemens Gamesa.

Pioneros. Fuentes de EDPR hacen hincapié en el “avance disruptor” de WindFloat Atlantic, “el primer parque eólico flotante en el mar de Europa continental”.

Madurez. Pese a la caída de la demanda, el centro de control de renovables de Acciona ha garantizado sin incidencias la entrada a red de la producción durante la pandemia, resaltan.

Normas
Entra en El País para participar