Objetivo en tiempos de crisis: al menos, preservar el capital

Fondos de retorno absoluto para no perder con la volatilidad

Fondos de retorno absoluto
Getty Images

Pocos recuerdan un año tan complicado para la inversión como este 2020. Ante este panorama, las estrategias de inversión alternativa han vuelto a reclamar su protagonismo, sobre todo aquellas que también ofrecen liquidez. Es el caso de los productos de inversión y ahorro denominados de retorno absoluto.

El principal objetivo de los fondos y planes de retorno absoluto es obtener rentabilidades positivas, no garantizadas, con independencia del entorno de mercado, tanto en mercados alcistas como bajistas, gestionando su riesgo.

“Otra de sus característica es su libertad para invertir en cualquier tipo de activo, sin limitaciones por zona geográfica, sector o capitalización (en el caso de la renta variable) o calidad crediticia (en el caso de la renta fija)”, apunta Paula Mercado, directora de análisis VDOS Stochastics, quien añade que, puesto que se imponen el doble objetivo de rentabilidad y riesgo, “y controlar el riesgo es importante para este tipo de fondos y planes, no siempre obtienen rendimientos muy altos”.

Están concebidos para dar una mayor flexibilidad en las directrices de inversión al equipo de gestión, de tal forma que “pueda generar un retorno positivo con una volatilidad controlada en cualquier entorno de mercado, independientemente de cómo se comporten los mercados de renta fija y renta variable tradicionales”, explica Manuel Gutiérrez-Mellado, responsable del negocio institucional de BlackRock en España, Portugal y Andorra.

Estas estrategias ofrecen rentabilidades positivas, pero no garantizadas

Además, está convencido de su utilidad en el momento actual, “en el que la liquidez cuesta dinero, la renta fija tradicional ofrece un retorno bajo, las Bolsas no están baratas y la correlación entre renta fija y variable ha subido en momentos de estrés”.

Esta filosofía de inversión tendría que colocar a los fondos y planes de retorno absoluto en una situación muy favorable en entornos de alta volatilidad e incertidumbre como el que estamos actualmente, ya que deberían proteger en las caídas y aportar cierta rentabilidad en las subidas.

Ahora bien, “esto no siempre es así”, reflexiona Mar Barrero, directora de análisis de Arquia Profim Banca Privada, ya que, como cualquier otro tipo de fondo o plan, los de retorno absoluto “también sufren oscilaciones en sus precios y estas pueden ser importantes si el gestor se equivoca a la hora de implementar las distintas estrategias”.

Efectivamente, en los fondos de retorno absoluto, el riesgo gestor es casi tan importante o más que el riesgo de mercado, y no todos los fondos están consiguiendo preservar el capital en estas circunstancias.

Rentabilidad y liquidez

Lo cierto es que hablamos de una categoría amplia y heterogénea que incluye muchos estilos de inversión diferentes. “Esta diversidad hace que sea difícil evaluar el éxito en general”, advierte Erick Muller, director de estrategia y producto de Muzinich & Co., aunque admite que los malos resultados de ciertos productos son por el desa­juste que existe en algunos casos entre el plazo de las inversiones realizadas y la liquidez que esperan los inversores.

“Hemos sido testigos de algunos ejemplos en el pasado de fondos de rendimiento absoluto que no han logrado entregar el nivel de liquidez prometido a los inversores. Esto no es lo que hacemos en Muzinich”, aclara.

Funcionan en cualquier entorno de mercado y con gran libertad en la gestión

Para Ernesto Getino de la Mano, fundador y director general de Getino Finanzas EAF, el comportamiento negativo de muchos productos se debe a la gestión pasiva de las carteras. “En periodos de crisis, la gestión activa es la que puede dar un plus a los inversores, y para ello es necesario gestionar con herramientas que sean de cobertura para los activos que hay en la cartera”.

“El peor defecto de un fondo de retorno absoluto es ofrecer una versión sesgada de los mercados de renta variable subyacentes, de modo que esté correlacionado con estos últimos en tiempos de crisis. Si quieres obtener rentabilidades similares a las de la Bolsa con la volatilidad propia de estos mercados, ¡compra acciones!”, advierte Luke Newman, gestor del fondo Janus Henderson UK Absolute Return.

Otras reflexiones

Patrimonio. Francisco Quintana, director de estrategia de inversión en ING, observa que están perdiendo mucho patrimonio, ya que “para que un inversor aguante en horas bajas es crucial que entienda lo que estás haciendo. El retorno absoluto es la estrategia en la que esto es más difícil por su complejidad, porque requieren mucho oportunismo. Y cuando las cosas se tuercen los inversores se van mucho más rápido que en otras estrategias con narrativas más sencillas”.

Renta fija. Fernando Sánchez Santidrián, director de inversiones alternativas de CaixaBank AM, cree que este tipo de estrategias ayuda en la diversificación del riesgo, “además de suplir la escasez de rentabilidad de otros segmentos más tradicionales, como la renta fija”.

Crédito. ”Dentro del mercado crediticio, el retorno absoluto funciona especialmente bien en la deuda con grado de inversión”, opina Rubén García Páez, director general para Iberia y Latam de Columbia Threadneedle Investments. Resalta que el Threadneedle (Lux) Credit Opportunities “ha experimentado volatilidad, como podría esperarse, pero continúa cumpliendo su objetivo de rendimientos positivos independientemente de la dirección del mercado crediticio a lo largo del ciclo. Este fondo tiene la flexibilidad de generar rendimientos positivos tanto en mercados al alza como a la baja, al ir tanto a corto como a largo plazo, y tiene como objetivo un rendimiento anual del 3,5%”.

Normas
Entra en El País para participar