El Gobierno presenta al Congreso hoy los Presupuestos más expansivos confiado en lograr su apoyo

El texto rebaja ligeramente las previsión de gasto e ingresos enviada a Bruselas pero dispara la dotación social y la inversión pública a costa de las ayudas de la UE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izquierda), y el vicepresidente tercero, Pablo Iglesias, ayer.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izquierda), y el vicepresidente tercero, Pablo Iglesias, ayer.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, presentaron ayer el plan presupuestario de 2021, llamado a sustituir a las sucesivas prórrogas de las todavía vigentes cuentas de 2018 para sacar a España de la crisis del coronavirus y modernizar su economía canalizando las ayudas europeas en camino. El Presupuesto, el primero pactado por un Ejecutivo de coalición, después de que Podemos arrancara al PSOE el compromiso de limitar las alzas de precios de los alquileres y flexibilizar el Ingreso Mínimo Vital en la noche del lunes, fue aprobado ayer por el Consejo de Ministros –pese a que los mandatarios posaron ya con el libro amarillo que los contiene antes de la cita del Gabinete–. El Ejecutivo asume que cuenta ya con apoyos suficientes para tramitarlo de forma exprés en el Parlamento, ante el que se presentarán hoy, a fin de tenerlo vigente en enero.

“Estos son unos Presupuestos progresistas y son unos Presupuestos de país. Son, evidentemente, absolutamente excepcionales por el contexto en que se aprueban, de pandemia, y también por el volumen de inversión pública que movilizan que es el más ambicioso de nuestra historia democrática”, subrayó Sánchez sobre unas cuentas con las que espera “reconstruir lo que nos ha arrebatado la crisis sanitaria, económica y social provocada por la Covid-19”, además de “modernizar nuestro modelo productivo” y “fortalecer nuestro patrimonio común, nuestro Estado del bienestar”. “

Las cuentas, destacó Sánchez, incorporan “la mayor inversión pública, y en particular la inversión social, de nuestra historia: 239.765 millones de euros –es decir, un 10,3% más que los anteriores–, incluyendo el adelanto de los 27.000 millones provenientes de los fondos europeos” que se esperan para 2021. “Son unos presupuestos inaplazables” e “indispensables”, sostuvo.

“Hoy inauguramos una nueva época en España, que deja atrás definitivamente la etapa económica neoliberal de la austeridad y de los recortes en lo público y que pone a nuestra patria en la senda que marca el acuerdo histórico de Europa”, la de “la recuperación de los derechos laborales y sociales, del refuerzo de los servicios públicos” y de las transformaciones económicas “inaplazables ante la pandemia”, celebró Iglesias. El vicepresidente destacó que las cuentas también incluyen ya algunas “medidas de justicia social para que los que más tienen aporten más, un primer paso importante hacia una reforma importante en justicia fiscal que corrija la diferencia de siete puntos” de presión tributaria con la UE a medio plazo. De hecho, el texto incorpora buena parte de las medidas impositivas pactadas por los socios de Gobierno antes de la crisis, si bien poniendo el foco en aquellas que afectan particularmente a las grandes empresas y rentas altas, dejando el resto para más adelante.

Del lado de los ingresos, la previsión es una mejora del 29,7%, hasta los 121.770 millones, a lomos de la recuperación económica y de una reforma fiscal que limita su recaudación estimada a 8.270 millones frente a los 9.170 millones inicialmente comunicados a Bruselas. Un ajuste que también rebaja el límite de gasto no financiero de los 196.000 millones inicialmente planteados a los 194.456 millones. En todo caso, las cuentas incorporan una revalorización del 0,9%, conforme al IPC, del sueldo de los funcionarios y de las rentas de 9,76 millones de pensionistas, así como del 1,8% de los 450.000 beneficiarios de las prestaciones no contributivas. Además, elevan un 75,3% la dotación para la sanidad pública en plena pandemia (hasta los 7.730 millones); un 70% la de educación, y ofrecen asignaciones récord en becas o dependencia. Eso sí, el plan solo presupuesta gasto en ERTE ligados al Covid hasta finales de enero, plazo en el que termina la actual prórroga, si bien el Ejecutivo asegura que está preparado para financiar otra extensión si fuera necesario.

A su vez, la inversión en infraestructuras crece un 114,8% (hasta los 11.500 millones); se destinan 12.300 millones a digitalización e I+D+i; 5.690 a Industria; 5.300 a la eficiencia energética o 1.300 a apoyar el turismo, las pymes y el comercio.

“Si traemos el proyecto de Presupuestos es porque entendemos que tenemos los apoyos suficientes para que vean la luz”, aseveró posteriormente la ministra de Hacienda, y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, que conminó al resto de fuerzas políticas a hacer aportaciones al plan y a apoyarlo una vez lo presente hoy al Parlamento.

Hacienda da un año a los expertos para rediseñar el marco tributario

El impacto de la crisis del coronavirus está siendo mayor en la economía, que el Gobierno prevé caiga un 11,2% este año, que en la recaudación tributaria, que estima que retrocederá un 7,7%. A partir de ahí, el Ejecutivo aspira a lograr que el alza inercial de la economía en 2021, del 7,2%, se eleve al 9,8% gracias al Plan de Recuperación que alimentarán las ayudas europeas. Esta mejora, más la reforma tributaria impulsada ayer, deberían ayudar a rebajar el déficit del 11,3% al que saltará este año al 7,7%. Pero ese es solo el primer paso. “Nuestra intención es abordar una reforma fiscal en profundidad para que podamos ir acercándonos a la media europea y lo haremos cuando la crisis sanitaria se haya superado de forma total y se ha recuperado la incertidumbre y la estabilidad económica”, avanzó ayer la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, pues los socios de Gobierno han mantenido en marcha una parte de su reforma fiscal pero postergan el resto hasta la recuperación. Será entonces cuando se aborde una reforma tributaria en profundidad a partir del trabajo que se encomendará en breve a un grupo de expertos para que presenten sus conclusiones un año, dijo.

Normas
Entra en El País para participar