Tecnología

AMD compra Xilinx por 29.607 millones para tomar posiciones en 5G y en automóviles inteligentes

La operación, una de las mayores en la historia de esta industria, busca ampliar el negocio de AMD y elevar su rentabilidad

Lisa Su, CEO of AMD, durante una conferencia en el CES de Las Vegas en 2019.
Lisa Su, CEO of AMD, durante una conferencia en el CES de Las Vegas en 2019.

Advanced Micro Devices (AMD) ha acordado pagar 35.000 millones de dólares (unos 29.607 millones de euros) en acciones por Xilinx. Con este movimiento, el conocido rival de Intel en el negocio de los microprocesadores para ordenadores, quiere ampliar su negocio de chips para mercados como el de las comunicaciones inalámbricas 5G y los coches inteligentes. La operación también podría permitir a AMD crecer en el negocio de componentes para centros de datos, donde la compañía también librará una dura batalla con Intel, y contrarrestar el avance de otro rival prominente, Nvidia.

La adquisición, que AMD espera cerrar a finales de 2021, y creará una empresa combinada con 13.000 ingenieros y con una estrategia de fabricación completamente externalizada apoyada en gran medida en Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC), según informa Reuters.

La operación se convierte en una de las compras más abultadas de la historia en la industria de los chips. El pasado septiembre el grupo japonés Softbank llegaba a un acuerdo con la estadounidense Nvidia para venderle por 40.000 millones de dólares (33.780 millones de euros) la firma de chips y desarrollo de software Arm Limited.

Ambas adquisiciones, junto con la anunciada la semana pasada por Intel, que ha vendido a la surcoreana SK Hynix parte de su división de memorias por 7.600 millones de euros, muestra que la industria del chip vuelve a experimentar una nueva ola de consolidación, entre otras razones por la ganar en eficiencia y reducir costes. Ambas empresas esperan que el acuerdo genere unos 300 millones de dólares en ahorro de costes.

Sin embargo, con la actual operación de AMD esta busca ampliar su negocio hacia segmentos más rentables. Desde que Lisa Su, CEO de AMD, tomó las riendas de la compañía en 2014, la directiva se ha centrado en desafiar a Intel en el negocio creciente de los centros de datos, impulsado por el tirón del cloud, y quiere impulsar la apuesta de la compañía por áreas de futuro como el 5G y la inteligencia artificial, donde AMD no tiene presencia y la tecnología de Xilinx puede ayudarle.

Xilinx también ha estado trabajando para crecer en los centros de datos con tecnología que ayuda a acelerar tareas especializadas como comprimir vídeos o proporcionar cifrado digital. Su principal rival en este segmento es Altera Corp, empresa que fue adquirida por Intel por 16.700 millones de dólares en 2015. La compra de Xilink por parte de AMD llega en un momento crucial para la compañía, pues Intel se ha quedado atrás frente a TSMC en los procesos de fabricación y el pasado jueves informó de una caída del 29% en sus ganancias trimestrales.

La ventaja de rendimiento obtenida por los chips de AMD frente a los de su rival en los últimos tiempos ha hecho que esta compañía esté logrando su mayor cuota de mercado desde 2013, con casi un 20%, lo que ha disparado sus acciones en casi un 80% este año, cerrande este lunes con una valor de mercado de 96.540 millones de dólares. Este martes, AMD ha anunciado también que sus ganancias trimestrales han subido un 148%.

Según el acuerdo, los accionistas de Xilinx recibirán alrededor de 1,7 acciones ordinarias de AMD por cada una de sus acciones, valorando la empresa adquirida en 143 dólares por título, un 24,8% más que su precio de cierre del 26 de octubre. Tras la operación, los accionistas de AMD poseerán en torno al 74% de la empresa combinada y los accionistas de Xilink el 26% restante.

La CEO de AMD liderará la compañía resultante, mientras Victor Peng, CEO de Xilinx, será responsable del negocio de Xilinx y de las iniciativas de crecimiento estratégico. Su ha asegurado que Xilinx ayudará a establecer a AMD como "la líder en informática de alto rendimiento de la industria y el socio preferido de las empresas de tecnología más grandes e importantes del mundo".

Xilinx fue fundada en 1984 y está especialización en fabrica un tipo de chips que pueden ser reprogramados para distintas tareas específicas después de que salen de fábrica. Son los llamados FPGAs, con grandes aplicaciones para industrias como la automoción, la aeroespacial, la militar, los centros de datos, computación de alto rendimiento o la industria médica, entre otras muchas. La compañía vale en bolsa unos 28.000 millones de dólares.

Esta operación convierte a AMD en un gran competidor en este sector, donde Intel ya juega un importante papel, y le permitirá entrar en sectores muy especializados. Como señalan los responsables de AMD "amplía significativamente la amplitud de la cartera de productos y el conjunto de clientes de AMD a través de diversos mercados en crecimiento donde Xilinx es un líder establecido".

Normas
Entra en El País para participar