Tecnología

Intel vende a SK Hynix parte de su división de memorias por 7.600 millones

La operación convierte a la surcoreana en el segundo mayor proveedor de chips de memoria flash y ayuda a Intel a centrarse en su negocio estratégico

Imagen de un establecimiento de  SK Hynix en Seúl.
Imagen de un establecimiento de SK Hynix en Seúl. AFP

Intel ha alcanzado un acuerdo para vender parte de su negocio de chips de memoria a la compaññia surcoreana SK Hynix por 9.000 millones de dólares (unos 7.600 millones de euros). Según anunciaron en un comunicado conjunto, SK Hynix adquirirá la división de discos duros SSD y la de memorias NAND, entre otras, así como la planta que la firma estadounidense tiene en Dalián (China), al tiempo que Intel conservará sus operaciones relacionadas con las memorias Optane para ordenadores. Una tecnología de memoria más avanzada desarrollada por Intel.

La operación permitirá a Intel concentrarse en su negocio principal y convertirá al fabricante surcoreano en el segundo mayor fabricante de chips de memoria flash del mundo por detrás de Samsung, un mercado que está en auge después de que el Covid-19 haya impulsado la demanda de los chips utilizados en todo, desde teléfonos a centros de datos, y donde hoy ocupa la cuarta plaza.

Según los términos de la operación, SK Hynix pagará cerca de 7.000 millones de dólares el año próximo, fecha en la que la empresa surcoreana se hará con la operación SDD y NAND y la planta de Dalián. Los otros 2.000 miillones restantes los abonará en 2025, momento en que se hará con el resto de activos relacionados.

"Al aprovechar las fortalezas y tecnologías de ambas (empresas), SK Hynix responderá de manera proactiva a las diversas necesidades de los consumidores y optimizará su estructura de negocio, expandiendo su cartera de innovación en el mercado NAND, lo que será comparable a lo conseguido en el segmento DRAM", dijo en un comunicado el consejero delegado de, Lee Seok-lee.

La empresa con sede en Icheon (al sureste de Seúl) tiene en el sector de memorias DRAM su principal fuente de ingresos, ya que es el segundo mayor proveedor del mundo de este producto, solo por detrás de la también surcoreana Samsung Electronics.

Por su parte, Intel, conocida principalmente por su negocio de procesadores para ordenadores, indicó que pretende usar el monto abonado por SK Hynix para "avanzar en sus prioridades a largo plazo", que incluyen la inteligencia artificial y las redes 5G.

Las operaciones que compra SK Hynix generaron unos 2.800 millones de dólares de ingresos en el primer semestre de este año, una suma muy importante de los 3.000 millones de dólares de ventas totales de Intel en el segmento de chips de memoria. 

El consejero delegado de Intel, Bob Swan, ya había avanzado que el negocio de chips de memoria NAND, muy afectado por las fluctuaciones de precio, no era estratégico para su compañía, pese a que se prevé que su demanda sea sólida en los próximos años después del desplome que sufrió en 2018. Según datos de TrendForce recogidos por The Wall Street Journal, SK Hynix e Intel sumaban una cuota de mercado en este negocio del 20% en el segundo trimestre de este año. El líder fue Samsung que acaparó el 30% del mercado.

El acuerdo entre Intel y la firma surcoreana consolida el mercado de memorias NAND, con Samsung, SK Hynix y Koxia controlando más del 70% de los ingresos de este negocio, lo que podría ayudar a recuperar el precio de este componente y reducir las pérdidas, según ha asegurado el analista de Bloomberg Intelligence Anthea Lai.

La operación también reduce en número de jugadores en esta industria, lo que podría impulsar los precios de los chips de memoria. Greg Roh, analista de HMC Securities, asegura a la citada agencia que "la consolidación de este mercado es una buena noticia para los fabricantes de chips de memoria coreanos y aliviará los problemas de exceso de oferta".

La venta de algunos negocios de Intel ayudarán igualmente a salir del bache al gigante estadounidense, cuyas acciones han caído en torno a un 9% en lo que va de año mientras que el índice de referencia de semiconductores de Filadelfia ha subido casi un 29%. Deshacerse de negocios secundarios podría ayudar a Intel a concentrarse en solucionar sus problemas de tecnología de chips. La compañía, enfocada en los procesadores para ordenadores personales y servidores, está rezagada con respecto a otros rivales en tecnología de fabricación.

Tratando de buscar solución a sus problemas, Intel vendió su negocio de módems celulares para smartphones a Apple en 2019 y este año vendió su negocio de chips de conectividad para el hogar a MaxLinear. En julio, la compañía dijo que estaba considerando dejar de fabricar sus propios chips, lo que podría beneficiar a fabricantes por contrato como Taiwan Semiconductor Manufacturing y Samsung, según apunta Bloomberg.

La operación entre Intel y SK Hynix se produce en un contexto de concentración en la industria de los semiconductores, en la que las empresas buscan ganar escala para ser rentables. Nvidia compró en septiembre la empresa británica ARM, propiedad de SoftBank, por 40.000 millones de dólares; en julio de este año también Analog Devices adquirió Maxim Integrated Products por más de 20.000 millones de dólares. Por su parte, AMD negocia la compra de los chips de Xilinx por más de 30.000 millones de dólares, según avanzó The Wall Street Journal.

 

Normas
Entra en El País para participar