Textil, turismo y automoción retrasan la salida de la crisis hasta 2023 o 2024

Antolín augura que la inversión extranjera no volverá sin seguridad jurídica. Adolfo Domínguez vaticina un cierre progresivo de tiendas físicas

Helena Antolín, vicepresidenta del Grupo Antolín, durante su intervención.
Helena Antolín, vicepresidenta del Grupo Antolín, durante su intervención.

Turismo, textil y automoción son tres de los sectores más afectados por la crisis sanitaria del coronavirus y sus cúpulas directivas llevan seis meses tratando de diseñar un escudo para sostener el empleo en el corto plazo y acelerar la salida a la crisis en el medio y largo plazo. Frente al optimismo del Ejecutivo, que augura que ya el próximo año se recuperará una parte signifactiva de la actividad y de los puestos de trabajo perdidos este año, Maria Helena Antolín, Sabina Fluxá y Adriana Domínguez, vicepresidenta de Antolín y consejeras delegadas de Iberostar y Adolfo Domínguez, han retrasado a 2023 o 2024 la recuperación de los niveles previos a la crisis.

En su intervención en la mesa redonda La huella de la pandemia, celebrada ene XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, las tres directivas han desgranado con crudeza, pero con realismo, cómo será el futuro de esos sectores. Antolín aseguró que la falta de visibilidad en la recuperación hace muy difícil realizar estimaciones. "No sabemos qué impacto va a tener el aumento del paro, la menor riqueza o el miedo creciente en el consumidor. En cualquier caso, no llegaremos hasta la situación precrisis hasta 2022 o 2023. Ahora estamos sufriendo una caída de la producción cercana al 30% y del empleo directo entre un 6% y un 8%".

Iberostar rechaza entrar en una guerra de precios y priorizará la calidad

En esa misma línea, Fluxá recordó que han tenido sus 103 hoteles cerrados durante cuatro meses y que la caída de los flujos turísticos desde marzo hasta septiembre ha sido del 80%. "Es una situación sin precedentes. La patronal de las grandes aerolíneas prevé que no se recuperará el tráfico aéreo hasta 2024 y tenemos que acordar planes y protocolos universales para reactivar el turismo, como los corredores seguros, porque no nos podemos permitir depender de la vacuna". La consejera delegada de Iberostar aprovechó su intervención para poner en valor al turismo. "El 67% de la caída del PIB de España lo explica el turismo, del que dependen muchos sectores, y que fue capaz de recibir a 85 millones de turistas en 2019".

El futuro de esos tres sectores vendrá marcado por los cambios en los hábitos de consumo y la digitalización. Adriana Domínguez, consejera delegada de Adolfo Domínguez, fijó como primer eje de la transformación el mayor peso de lo digital frente a la tienda física en el futuro de una empresa orientada al lujo. "Tuvimos 720 tiendas y ahora tenemos 390 y el número seguirá bajando. Los valores de la marca ya no se aprecian en la tienda, se hace en la publicidad o en las redes sociales. El modelo tiene que ser como el de Apple, fomentando la venta digital, con vídeos y asistentes personales, y al mismo tiempo contando con tiendas icónicas en los sitios donde más vende. Las tiendas físicas irán desapareciendo progresivamente".

Normas
Entra en El País para participar