Movilidad

Vamos, el ‘Amazon del renting de coches’ español, da entrada al fondo estadounidense FJ Labs

La ‘startup’ española, que asegura haber alcanzado la rentabilidad el pasado mes de julio, convierte al inversor de Uber y Alibaba en su principal socio

Mario Carranza, fundador y CEO de Vamos.
Mario Carranza, fundador y CEO de Vamos.

Vamos, la empresa española que aspira a ser un “Amazon del renting de coches” ha dado entrada en su capital al fondo estadounidense FJ Labs, que ha invertido en empresas como Alibaba, Uber, Delivery Hero o JobandTalent. El fondo se suma al resto de inversores iniciales de la startup, entre los que destaca el grupo editorial alemán Axel Springer y Patricia Riberas, directora del Gabinete de Presidencia en Gestamp e hija de Francisco Riberas, principal accionista de esta multinacional de la automoción.

Mario Carranza, fundador y CEO de Vamos, no detalla la inversión realizada por FJ Labs ni la participación que toman y cómo han diluido el resto de accionistas su posición en la compañía. Solo aclara que todos han cedido una parte y que el fondo estadounidense se convierte en su principal inversor, aunque el equipo fundador sigue siendo el principal accionista, con en torno a un 80% de la compañía.

“No buscábamos financiación porque el negocio nos va acompañando, pero varios inversores se nos acercaron y vimos que FJ Labs nos daba la posibilidad de sumar un socio con muchísimo conocimiento en el sector y que nos podía ayudar a escalar”, dice Carranza, un emprendedor con una década de experiencia en el sector de la movilidad, pues formó parte del equipo inicial de Cabify y fue CEO de Amovens entre 2016 y 2018.

Vamos opera como un concesionario digital que ofrece al cliente la posibilidad de contratar vehículos de forma 100% online y recibirlo en su casa en 15 días. Desde su nacimiento, hace poco más de un año, la joven compañía ha comercializado más de 1.500 vehículos en su plataforma, repartiendo coches en más de 420 diferentes localidades españolas.

La compañía ha visto acelerado su crecimiento en los últimos meses con motivo de la crisis sanitaria, cerrando el tercer trimestre del año con un crecimiento del 142% respecto al trimestre anterior y superando el millón de euros de ventas mensuales en su plataforma.

“Hemos facturado un 20% más durante los últimos tres meses que en todo el primer semestre”, cuenta Carranza, para quien este crecimiento “es un claro indicador de que la situación actual está potenciando el cambio de mentalidad del consumidor final a favor de servicios flexibles y experiencias digitales”.

El directivo asegura que alcanzaron el break even el pasado junio y que prevén cerrar el año con beneficio, generando un volumen de negocio anual superior a los 20 millones de euros. A ellos les ayudará, añade, un mayor uso del vehículo privado (en detrimento del transporte público, por la pandemia), la creciente incertidumbre económica con respecto al futuro y el auge de servicios online que permiten experiencias de consumo de forma digitales.

Carranza explica que con esta plataforma de renting de coches quieren cambiar la forma en que la gente accede al coche, “porque vemos una tendencia alcista del alquiler del coche frente a la compra y porque la demanda del renting por particular se ha multiplicado por seis en los últimos tres años. Antes de la pandemia, el 63% de nuestras ventas mensuales era de particulares; ahora es el 81%”.

Vamos permite elegir de momento solo vehículos nuevos y cerrar su contratación mediante el pago mensual de una cuota fija, “con todo incluido y sin letra pequeña”. La plataforma trabaja con una decena de compañías, entre ellas Leasys (del Grupo FCA, Fiat), Athlon (propiedad de Daimler), LeasePlan, Ibercaja y Banco Sabadell.

Carranza ve un gran potencial de negocio en el renting. El directivo cree que en cinco años la propiedad del coche va a caer radicalmente y el renting representará el 50% de las transacciones, "y en 10 años la propiedad de coche caerá en un 80%”. Por ello, preparan ya nuevos productos para 2021. “Ahora estamos centrados en los coches 100% nuevos y en formatos de renting que van de 12 meses en adelante, pero queremos entrar en vehículos usados, porque hay oportunidades para ayudar a la industria en ese segmento, y en formatos, sobre todo en las ciudades, de acceso a coche de manera mensual. Igualmente, valoramos entrar en otros verticales como scooters, patinetes y bicicletas”.

El fundador de Vamos avanza también su interés por internacionalizar la plataforma, pero no será en el corto plazo. Primero quieren centrarse en el mercado español, donde el negocio del renting de coches "tiene aún muchísimo recorrido", pues en España hay tres millones de transacciones de coches al año, la mitad de vehículos nuevos, y nosotros queremos jugar un papel importante en esta industria y con los cambios que vienen.

Carranza sostiene que el marketplace que lanzaron hace poco más de un año, y que cobra una "pequeña comisión" por cada transacción, ofrece a la industria del automóvil una distribución más escalable, "porque un concesionario tradicional se limita normalmente a un código postal, pero nuestra plataforma online opera en toda España y nos permite llegar a cualquier rincón". En este sentido, el emprendedor destaca cómo el 40% de sus clientes están en Madrid y Barcelona y el 20% en Andalucía. "Pero tenemos un 20% de clientes que están en lo que se llama la España vaciada, donde adquirir un coche es un proceso mucho más tedioso, porque en muchos casos no hay ni concesionarios".

"Detectamos un tipo de cliente nuevo que va buscando una solución de movilidad práctica (por ejemplo tener un coche híbrido para poderse mover libremente por el centro de las ciudades, más ahora con el Covid-19), que cumpla sus necesidades (una pareja que no tenía hijos y ahora sí) más allá del estatus y el coche persé. Valoran la flexibilidad de tener un coche durante un año o dos sin tener que comprometerse a comprarlo", señala Carranza, que resalta cómo en los últimos 100 años apenas había cambiado la forma en que los clientes acceden a los coches.

"La industria ha empujado al cliente a acudir a un concesionario, a financiar la compra de un bien que se deprecia al salir y hacerse cargo del mismo, pero en Vamos creemos que tener un coche a largo plazo va a ir más por la economía de acceso que de la propiedad, como ha ocurrido en otros verticales como la música como Spotify o el cine con Netflix. Y en ese espacio es donde queremos aportar valor", continúa.

Para ello, el equipo de Vamos, que suma ya un equipo de 26 personas, ve más que probable que lleven a cabo una ronda de financiación el próximo año (solo han hecho una al inicio de capital semilla) para poder acometer los desarrollos tecnológicos que les permitirá lanzar sus nuevos productos. Y es que, aunque hoy el coche represente la tercera partida de gasto de una casa, hasta ahora este sector no representaba ni siquiera una categoría de ecommerce. Pero esta situación empieza poco a poco a cambiar. "La pandemia ha impulsado fuertemente las compras online y la industria del coche ve más sentido a este tipo de servicios".

Normas
Entra en El País para participar