‘Workation’, entre las vacaciones y el trabajo

TheCube inaugura un ‘hub’ en Zahara de los Atunes para que sus equipos se conecten desde allí

TheCube

Trabajar desde la piscina, frente al mar o en una cabaña perdida entre las montañas. El confinamiento, y la recomendación de teletrabajo que vino con la pandemia, ha hecho que, para los más afortunados, emerjan oficinas improvisadas en lugares que antes solo estaban destinados para el ocio o las vacaciones. Con el tiempo, cada individuo ha tratado de hacer lo más acogedor posible su nuevo despacho y las empresas se han inspirado para lanzar nuevas propuestas con las que mejorar el rendimiento de sus equipos y, sobre todo, ofrecer una alternativa, aunque sea de carácter temporal, para quienes en su hogar no disponen de todas las comodidades para desarrollar el trabajo en remoto.

Un ejemplo de esas nuevas formas de funcionar, que difuminan por completo los límites entre la jornada profesional y la vida personal, es el espacio que ha creado el hub de innovación y tecnología TheCube en Zahara de los Atunes (Cádiz). Este centro está concebido como un espacio de workation, a medio camino entre work (trabajo) y vacation (vacaciones). La idea es que equipos que ya trabajen juntos previamente puedan acudir una semana al año a esta casa-oficina para establecer sinergias entre ellos y, después de la jornada, disfrutar de su tiempo libre en un entorno privilegiado. Es importante que quienes visiten el espacio sean personas que estén colaborando en un proyecto común, explica el presidente de TheCube, Alberto Rodríguez de Lama, quien quiere que funcione como un coworking para tareas individuales.

El responsable considera que esta iniciativa es una manera de establecer lazos y fortalecer vínculos con los compañeros para funcionar mejor. “¿Cómo se teje el famoso trabajo en equipo de las compañías? A veces es tan sencillo como tener una cena juntos. Aquí lo tienen todo hecho”, comenta el directivo, quien cree que la convivencia puede contribuir a que se conozca mejor al resto de integrantes de la corporación y, en consecuencia, se conecte mejor. “Aquí hay una gran ventaja que es estar al aire libre, viendo la playa. Toda la crispación del día a día se reduce, se trabaja en una casa mucho más grande, se puede hablar con el resto del equipo, fortalecer lazos...”, continúa.

Rodríguez de Lama considera que organizar este tipo de dinámicas ya era positivo antes de la pandemia, pero que su impacto será aún más beneficioso después de tantos meses de teletrabajo. “Al principio eres más productivo, pero, después, la confianza en los demás se va desgastando. Aquí se restablece todo eso”, defiende. Además, también organizan talleres de formación y un programa para ejecutivos conocido como Reset, una experiencia inmersiva que busca la transformación de los visitantes como líderes y como seres humanos, fomentar la creatividad y conectar con el interior para encontrar nuevas ideas y oportunidades de negocio.

El espacio, que fue inaugurado este verano y se encuentra frente al mar, cuenta con 4.500 metros cuadrados, siete habitaciones dobles con baño en suite, capacidad para 14 personas y 8 estancias para trabajar. El concepto, expone el presidente de TheCube, nació de los propios empleados. “Les preguntamos sugerencias y una de las ideas que tuvieron es que querían teletrabajar desde Bali. Bali está muy lejos, pero tenemos sitios en España que pueden ser muy parecidos”, bromea. La compañía busca así transmitir una imagen de cercanía. “Es una casa que tiene mucho sabor porque la hemos decorado nosotros, por aquí no ha pasado ningún decorador. Es algo muy personal”, explica orgulloso Rodríguez de Lama, quien también reconoce que es un extra que levanta mucho interés a la hora de contratar talento.

En principio, TheCube Zahara está pensado para clientes y trabajadores, pero estos también podrán acudir durante sus vacaciones, como si fuera un hotel. “La gente puede pedir venir un fin de semana al año o alargar la semana con su equipo y quedarse después sábado y domingo de vacaciones. Solo se les cobra 10 euros en concepto de limpieza”, desarrolla su responsable.

Normas
Entra en El País para participar