Distribución

El Corte Inglés negocia con 100 marcas para ser su socio logístico en venta online

El grupo acelera las alianzas con terceras marcas en todos los canales y en nuevos servicios

El consejero delegado de El Corte Inglés, Víctor del Pozo.
El consejero delegado de El Corte Inglés, Víctor del Pozo.

El Corte Inglés da nuevos pasos en su estrategia de abrir nuevas vías de negocio a través de los vínculos con terceras empresas. Alianzas que desarrolla desde hace décadas en sus tiendas físicas pero que quiere explotar al máximo en su renovada estrategia omnicanal, con nuevas apuestas de negocio como la actividad logística ligada al comercio online.

Así, el grupo de distribución que preside Marta Álvarez se encuentran en negociaciones con 100 marcas para convertirse en su socio logístico en ese campo. Es decir, asumir todos los procesos ligados a esta operativa de principio a fin aprovechando la capacidad de su plataforma logística. Una suerte de externalización por parte de esas marcas, que antes del confinamiento eran reticentes a vender sus productos por internet y que desde entonces lo hacen en la web de El Corte Inglés, como indica la propia empresa en el folleto de su última emisión de bonos. Pero el siguiente paso es profundizar en esa relación: “En la actualidad estamos negociando con esas firmas para proporcionarles un servicio logístico completo y end-to-end en nuestra plataforma”, dice el documento. El Corte Inglés no solo actuaría como escaparate para los productos, sino que se haría cargo de la gestión logística completa de cada firma.

Algo que encaja con el mensaje que la presidenta, Marta Álvarez, dio en la junta de accionistas del pasado verano. En ella explicó entre otras cosas que “en logística estamos desarrollando nuevas áreas de actividad de las que esperamos presentar pronto resultados visibles”. Esa negociación es el primer paso, aunque como explican desde la compañía, son conversaciones de las que aún no hay acuerdos cerrados.

El Corte Inglés presume en su folleto de sus capacidades: “Contamos con una sólida plataforma que incluye transporte por carretera a nivel nacional, entrega de última milla, una red exclusiva y experimentada y una plataforma unificada y coordinada”. Explica que el 84% de la población española vive a 40 minutos en coche de una de sus tiendas y que extenderá a todos los territorios en los que tiene una la entrega a domicilio en el mismo día. “Contamos con tiendas estratégicamente ubicadas, que utilizamos como almacenes para las entregas, y que nos permiten llegar a los clientes más rápido que nuestros competidores”, ahonda.

Antes de que explotara el Covid-19, dice la empresa, su plataforma logística trabajaba al 50% de su capacidad. Ahora pretende sacarle todo el jugo. “Queremos extender nuestra oferta a las terceras marcas aprovechando las capacidades de distribución y de extremo a extremo para ayudar a las marcas a ser más eficientes”. Y pone dos ejemplos, Nike y Pepe Jeans, que ya las utilizan “para aprovechar nuestras capacidades logísticas y reducir costes”.

Estrategia completa

Un impulso que viene acompañado de la recién estrenada aplicación móvil, que ya ha superado las 150.000 descargas, y del servicio El Corte Inglés Plus, una tarifa plana de 19,90 euros al año para recibir pedidos en dos horas sin gastos de envío.

Pero las alianzas comerciales también se extienden al mundo de la venta física, y El­ Corte Inglés quiere intensificarlas potenciando los espacios dedicados a terceras marcas o córners. En los últimos meses empresas como Covap, Costa (Casademont) o Huerta de Carabaña en alimentación, han aumentado su presencia en los grandes almacenes. En moda Violeta by Mango, Scalpers o Trucco, mientras que GAP mantendrá sus corners pese a cerrar sus tiendas europeas. También crece Pepe Jeans, pese a reducir su red española.

De hecho, el gigante de la distribución asegura en el folleto enviado a inversores que “para muchas marcas, El Corte Inglés es una alternativa preferible a mantener sus tiendas propias a pie de calle”. Por ejemplo, de nuevo, Pepe Jeans, que mantiene o incluso amplía su presencia en El Corte Inglés mientras reduce su red en España.

Para defender esa idea, da algunos datos: según un estudio interno realizado en los últimos tres años, esas marcas venden un 30% más en los córners de El Corte Inglés que en sus tiendas. “La productividad de las ventas también es mál alta que la media de la industria, con una tasa de conversión media del 68% y del 72% en los clientes de la tarjeta de El Corte Inglés”.

Estos son 11,5 millones de personas a las que esas firmas tienen acceso, como a los 700 millones que entran en alguno de sus centros al cabo del año. Además, añade la empresa, el 50% de sus clientes tienen unos ingresos superiores a 1.500 euros, cuando a nivel general es un 30%.

Una nueva relación con las enseñas

Terceras marcas.El Corte Inglés implantó hace dos años un nuevo modelo de relación con las terceras marcas que venden sus productos en sus grandes almacenes en espacios dedicados. Estas deben pagar una cantidad fija independientemente del nivel de ventas, más una cantidad variable que depende de los ingresos que se generen en los grandes almacenes donde están ubicadas.

Princesa, ‘confinado’. Desde este lunes entran en vigor las restricciones a la movilidad aprobadas por la COmunidad de Madrid, que afectan a 32 zonas sanitarias de la región, también en la capital. En una de ellas, la de Guzmán el Bueno, está ubicado el gran almacén de Princesa. Este pueden mantener las puertas abiertas, incluso con un aforo superior al que tenía en el estado de alarma, del 75%, aunque según la norma, no está permitida la entrada a las zonas afectadas a ciudadanos que no vivan en ellas, salvo para trabajar o cuestiones esenciales.

Normas
Entra en El País para participar