La deuda pública roza ya en agosto el objetivo del Gobierno para todo el año

Alcanza un récord de 1,3 billones que equivalen al 117,5% del PIB estimado para 2020. El Ejecutivo dijo a la UE que acabará el año en el 118,8%

La deuda pública roza ya en agosto el objetivo del Gobierno para todo el año pulsa en la foto

Espoleada por el enorme coste de sufragar la crisis del Covid-19, la deuda pública española está creciendo de forma desbocada hasta niveles inéditos –al menos en tiempos de paz– desde hace más de un siglo. El monto encadenó en agosto nueve meses consecutivos al alza hasta rozar los 1,3 billones de euros. Como consecuencia, su peso respecto al tamaño de la economía nacional de 2019 ronda ya el 105%, si bien el inédito retroceso del Producto Interior Bruto durante la pandemia de coronavirus sitúa ya la cifra en el entorno del 117,5% del PIB estimado por el Ejecutivo para este año. Es decir, a las puertas de superar el objetivo de endeudamiento para el conjunto del año, del 118,8% del PIB, que La Moncloa acaba de comunicar a Bruselas en el plan presupuestario. Y aún faltan cuatro meses para concluir el ejercicio.

Semejante escenario complica la consecución del escenario dibujado por el Gobierno, que prevé para este un año un alza de solo 23,3 puntos en el peso de la deuda sobre el PIB, desde el 95,5% de cierre de 2019, y promete comenzar a rebajar el peso del endeudamiento en 2021, aprovechando la recuperación de la actividad, hasta el 117,4%. Ganan peso, por el contrario, las proyecciones de otros organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) que estima que el endeudamiento de España alcanzará este ejercicio el 123% de su PIB. El Fondo ha conminado a los países con mayores niveles de deuda a presentar planes de reconducción fiscal a medio plazo y urge a explorar reestructuraciones en aquellos Estados donde la situación se vuelva insostenible.

Conviene recordar que, dejando de lado la Guerra Civil para la que no hay registros, la deuda española no había superado el tamaño de la economía del país desde 1909, y que tanto la previsión del Gobierno como la del FMI supondría la tasa más alta desde el 123% de 1902. Para cifras superiores la referencia sería ya el 149% de 1881.

De momento, la deuda pública cerró agosto en los 1.298.736 millones de euros, su máximo histórico, y un incremento de 7.357 millones sobre el nivel registrado en julio, según los datos publicados ayer por el Banco de España. La cifra supone un aumento del 0,6% mensual y del 8,6% anual, con 102.586 millones adicionales a los registrados al cierre de agosto de 2019.

La explicación a semejante incremento radica en las medidas excepcionales desplegadas por el Ejecutivo para hacer frente a la crisis del coronavirus, que el plan presupuestario cifra en un coste total de 210.910 millones de euros. Sin embargo, conviene tener en cuenta que, de momento, el desembolso realizado asciende a 65.588 millones, que es el gasto efectivamente realizado entre la transferencia de 16.000 millones a las comunidades autónomas; la cobertura de los ERTE ligados al Covid; la prestación de cese de actividad para autónomos; y las medidas de alivio fiscal y financiero dirigidas a empresas, trabajadores, familias y colectivos vulnerables. En paralelo, el Gobierno ha aprobado la concesión de 144.400 millones de euros en avales públicos para facilitar el acceso a crédito, pero su emisión solo tendrá coste cuando los préstamos asociados sean impagados y se activen las coberturas.

Así, por sectores de la Administración, el grueso del monto acumulado corresponde a la deuda del Estado, que crece en 7.965 millones en el mes hasta los 1.161.398 millones de euros, mientras que la de la Seguridad Social se eleva en 3.746 millones hasta los 72.605 millones. En paralelo, la deuda de las comunidades autónomas retrocedió en 304 millones, hasta los 302.689 millones mientras que la de las corporaciones locales cae en 469 millones, hasta los 24.557 millones.

Niveles récord en la eurozona

En todo caso, siendo grave, lLa situación fiscal de España no es única. En el marco de la crisis del Covid-19, la deuda pública de la eurozona saltó en el segundo trimestre del 83,6% al 95,1% de su PIB, mientras que el déficit público se disparó del 2,5% al 11,6%, según los datos publicados ayer por Eurostat.

En toda la UE, la deuda sube al 87,8% y el déficit al 11,4%, todas cotas inéditas. España cerró junio con la deuda en el 110% del PIB, superada por Grecia (187,4%), Italia (149,4%), Portugal (126,1%), Bélgica (115,3%), Francia (114,1%) y Chipre (113%).

Normas
Entra en El País para participar