Iberdrola cierra la mayor emisión de su historia: coloca 3.000 millones en bonos híbridos

La operación servirá para financiar el crecimiento futuro de la eléctrica, lo que incluye la compra de PNM

Iberdrola cierra la mayor emisión de su historia: coloca 3.000 millones en bonos híbridos

Iberdrola ha cerrado con éxito y en tiempo récord la mayor emisión de su historia, al colocar un bono híbrido por 3.000 millones de euros, en la mayor operación en este formato realizada por una 'utility' en el Euromercado, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, la operación se ha estructurado mediante dos tramos, alcanzando el primero de ellos un importe de 1.600 millones de euros, con cupón de 1,874% y vencimiento perpetuo con opción de recompra a partir de abril de 2026. El segundo tramo ha sido por importe de 1.400 millones de euros, con cupón 2,25% y opción de recompra en abril de 2029.

La demanda conjunta de la transacción ha ascendido a más de 7.500 millones de euros (libros sobresuscritos 2,41 veces), lo que ha permitido realizar una operación bien equilibrada en importe y coste, con más de 263 inversores de 27 países participando en ella. De este modo, se pone de manifiesto una vez más la confianza de los inversores en la estrategia del grupo.

La energética indicó que los fondos obtenidos serán destinados a financiar el crecimiento futuro del grupo, lo que incluye la operación de fusión entre su filial Avangrid y PNM Resources anunciada también este miércoles, reforzando el compromiso de respaldo a su subsidiaria de Estados Unidos. Y es que, en esta operación, la eléctrica que preside Ignacio Galán ofrece un precio en efectivo de 50,3 dólares por acción, por lo que la compra ascendería a un total a 4.317,5 millones de dólares estadounidenses (equivalentes a 3.663,5 millones de euros) y además Iberdrola se ha obligado a facilitar a Avangrid "los fondos que sean necesarios" para el precio de la operación.

Los bonos híbridos computan como capital en un 50% de acuerdo con la metodología de las principales agencias de rating, con lo que esta operación contribuye también a mantener las calificaciones crediticias de Iberdrola

La emisión se ha colocado entre inversores cualificados y ha corrido a cargo de HSBC y BNP, que han sido los bancos coordinadores, y han contado para ello también con la fuerza de ventas y asesoramiento de Barclays, BofA Securities, Crédit Agricole CIB, J.P. Morgan, Mizuho, Morgan Stanley, MUFG y UniCredit.  A septiembre, la liquidez del grupo superaba los 13.800 millones de euros, cubriendo 30 meses de necesidades financieras.

Normas
Entra en El País para participar