Reestructuraciones

Las empresas españolas necesitarán 136.000 millones para recuperar la solvencia pre-Covid

Alvarez & Marsal avisa de que el 14% de las compañías entrarían en zona de alto riesgo de quiebra por el impacto del virus

Un sanitario traslada a un paciente enfrente de un centro sanitario.
Un sanitario traslada a un paciente enfrente de un centro sanitario.

La consultora especializada en reestructuraciones Alvarez & Marsal (A&M) señala que, en el peor escenario, la deuda no sostenible generada por el Covid-19 podría alcanzar los 100.000 millones de euros o el 11% del total de deuda en el sistema.

“Las nuevas necesidades de capital para recuperar la solvencia antes de la pandemia alcanzarían los 136.000 millones”, afirma en un informe, en el que apunta que las pymes representan más del 50% de estas necesidades. La razón está en que, según su análisis, el 14% de las empresas entrarán en zona de alto riesgo de quiebra por los efectos del Covid-19, “lo que supondría, en caso de materializarse, la pérdida de alrededor de 2 millones de empleos”, que se traducirá en un aumento del paro de 11 puntos porcentuales.

En este escenario, el más adverso, A&M estima que la probabilidad de impago de la deuda empresarial se disparará del 2,1% al 8,4% en 2020. “Las necesidades adicionales de provisiones de la banca española podrían oscilar entre los 5.780 y los 11.860 millones, en función de la severidad del escenario”, sentencia. Las pérdidas para el Estado por los avales ICO oscilarían entre los 1.656 y los 2.160millones.

Con el objetivo de mitigar estos impactos, Alvarez & Marsal propone la creación de fondos de inversión, que combinen capital público y privado, enfocados a recapitalizar empresas para dotarlas de niveles adecuados de solvencia, una medida ya existente en otros países europeos como Francia, Italia o Alemania.

La firma plantea una batería de propuestas entre las que destacan la utilización del Tesoro Público como vehículo del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital para el lanzamiento de instrumentos de solvencia pública, emplear la SEPI a través del Ministerio de Hacienda para la recapitalización de empresas estratégicas o dirigir el ICO hacia un nuevo agente prestamista a través de su línea ICO avales Covid-19.

Además de las medidas anteriormente mencionadas, Alvarez & Marsal propone exponer a los bancos a los impactos de los impagos de deuda, promoviendo soluciones de refinanciación para dar viabilidad a las empresas. Este desarrollo de instrumentos de solvencia público-privados debería organizarse por sector y tamaño de empresa, con especial foco en las pymes y debería ir acompañado de un código de buenas prácticas y criterios de restructuración de deuda acordado entre los bancos, el ICO y el Banco de España.

Fernando de la Mora, managing director y head de Alvarez & Marsal España y Portugal, señala en una nota que "la crisis actual ha puesto en relieve los problemas de recapitalización y refinanciación de las empresas, especialmente de las pymes". "Por ello creemos que se deben articular instrumentos financieros de colaboración público-privada que permitan responder ante la grave crisis que enfrenta el tejido empresarial español, como ya han empezado a hacer nuestros países vecinos”, añade.

Normas
Entra en El País para participar