Adif presenta proyectos por 14.000 millones para el fondo de reconstrucción de la UE

Abalos pide consenso a la oposición para aprobar los Presupuestos para 2021

Isabel Pardo de Vera, presidenta de Adif, durante su intervención en la jornada organizada por El País, Cinco Días y Cadena Ser
Isabel Pardo de Vera, presidenta de Adif, durante su intervención en la jornada organizada por El País, Cinco Días y Cadena Ser

España será el segundo país más beneficiado de la UE por los 750.000 millones de euros con los que está dotado el Plan de Reconstrucción diseñado por Bruselas para compensar el impacto de la crisis del coronavirus y que se financiará con deuda mutualizada entre los 28 países miembros. Una partida de 140.000 millones de euros durante seis años que deberá gastarse en exclusiva en proyectos ligados a la digitalización, la transición ecológica o la formación de trabajadores, de los que 72.700 serán ayudas directas.

En este contexto, las empresas de infraestructuras reclamaron su espacio en el reparto de esos fondos durante la jornada Construyendo un futuro sostenible. Diálogos para la recuperación económica, organizado por El Páis, Cinco Días y Cadena Ser en colaboración con Seopan, Tecniberia y Deloitte. Isabel Pardo de Vera, presidenta de Adif, recalcó que el mercado de oportunidades que se abre ahora "no debe dejar pasar la oportunidad de financiar proyectos maduros alineados con los objetivos y que sean candidatos para ser elegidos en una reforma que propone un marco nuevo verde y digital". La máxima dirigente del gestor de infraestructuras ferroviarias recalcó que este organismo quiere aprovechar su larga experiencia en la gestión de fondos europeos para jugar un papel protagonista en la ejecución de esos gastos. "Adif es la administración ejecutora del Ministerio de Transportes con mayor solvencia, porque hemos captado 13.000 millones en fondos europeos en anteriores ejercicios de los que ya han sido desembolsado más del 97%. Ahora hemos presentado proyectos por 14.000 millones de euros".

Esa cifra apenas representaría un 10% del total de fondos previstos para repartir por la Comisión Europea. Julián Nuñez, presidente de Seopan, la patronal de las constructoras, desgranó las líneas maestras de su organización para el plan de reconstrucción, en el que se han identificado inversiones por 144.0000 millones, "que podrían generar hasta dos millones de empleos y 77.000 millones de retorno fiscal para las arcas públicas". Entre las áreas más beneficiados por esos fondos, Núñez destacó el bloque de la eficiencia energética, con 32.000 millones de euros hasta 2030, o la movilidad sostenible, con una inversión de 30.000 millones en 65 proyectos ligados al metro y al cercanías.

La jornada fue clausurada por José Luis Ábalos, ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, que reclamó apoyo a la oposición para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2021 y de esa forma poder asumir el torrente de inversión que procederá del Fondo de Reconstrucción de la Unión Europea. Del mismo modo, Ábalos se comprometió ante los máximos representantes de las grandes constructoras e ingenierías a estabilizar los niveles de inversión pública en infraestructuras para evitar las oscilaciones vividas desde que llegó el Partido Popular al Gobierno como consecuencia de la consolidación fiscal realizada tras la crisis financiera de 2008. De hecho, la inversión pública fue una de las partidas que sufrió mayores recortes y cayó hasta el 2,1% del PIB en 2014, lo que representó retroceder hasta niveles de 1980. En este sentido, la secretaria de Estado de Economía y Apoyo de la Empresa, Ana de la Cueva, destacó que el nivel de inversión pública en España se ha mantenido en el entorno del 2% del PIB en los últimos años cuando en el resto de países de la OCDE, la organización que integra a las 40 economías más desarolladas del mundo, se ha situado en el entorno del 6%.

Ábalos destacó la agenda rural y urbana y la movilidad de largo recorrido como los dos ejes sobre los que pivotará las inversiones en infraestructuras ligadas a los fondos europeos. En concreto destacó las inversiones para potenciar las zonas de bajas emisiones en municipios de más de 50.000 habitantes, como carriles bici, modernización de flotas de autobuses, puntos de recarga o impulso del vehículos eléctrico. Otro pilar será el transporte en cercanías, que tendrá que acompasarse en paralelo con el despegue de otras infraestructuras como el Corredor Mediterráneo o el Corredor Atlántico. Otra prioridad se centrará en la mejora de la eficiencia energética del parque de viviendas en España. "Es necesario reforzar ese programa. Hay más de 500.000 viviendas a rehabilitar en los próximos seis años, cuando el ritmo actual apenas llega a las 30.000 cada ejercicio. Es un reto muy importante ya que va a exigir mucho diálogo entre las distintas administraciones implicadas (Estado, autonomías y municipios), pero que tendrá un efecto tractor muy importante en el empleo y la dinamización económica".

Normas
Entra en El País para participar