Transporte

Aena cierra el verano con 21,4 millones de viajeros, un 75% a la baja frente al de 2019

El operador suma 5,45 millones de pasajeros en septiembre, ahondando de nuevo la caída del tráfico hasta el 80%

Agentes de la Policía Nacional controlan el acceso a la T-4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas, el pasado viernes, para vigilar el cumplimiento de las restricciones a la movilidad impuestas por el estado de alarma decretado en Madrid.
Agentes de la Policía Nacional controlan el acceso a la T-4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas, el pasado viernes, para vigilar el cumplimiento de las restricciones a la movilidad impuestas por el estado de alarma decretado en Madrid.

El peor verano de la historia para el turismo y el transporte aéreo en España ha culminado con 21,38 millones de pasajeros en la red de aeropuertos de Aena. La cifra, en la que se incluyen despegues y aterrizajes en el país, es un 75% inferior a la de los tres meses de verano de 2019.

La compañía pública ha ofrecido esta mañana datos sobre el tráfico de septiembre, en el que la red de aeropuertos experimentó una caída del 79,9% en volumen de pasajeros, hasta los 5,45 millones. El número de operaciones fue un 50,9% a la baja en comparación con septiembre de 2019, con 109.076 movimientos de aviones, lo que habla de una clara disminución del factor de ocupación de los aviones motivado por la crisis sanitaria, las restricciones a la movilidad y el temor a volar. En el capítulo de la carga, Aena declara un descenso del 23,1%, hasta las 71.369 toneladas.

En la comparación mes por mes, Aena pasó en julio de 29,4 millones de viajeros contabilizados en 2019 a 6,98 millones en este 2020, con la pérdida de un 76,2% del tráfico. En agosto mejoró algo la tendencia y el desplome bajó al 69,6%, con 8,95 millones de usuarios en comparación con los 29,48 millones de agosto de 2019. Y en septiembre comenzaron los rebrotes del coronavirus, se agudizaron las restricciones a los movimientos internacionales, y los aeropuertos españoles volvieron a registrar la citada caída cercana al 80%, hasta los 5,45 millones de viajeros (27,14 millones en septiembre de 2019).

En años anteriores apenas había diferencias de tráfico entre julio, agosto y septiembre, manifestándose este año un claro desplome porcentual entre agosto y septiembre.

Aena declaró unas pérdidas de 170 millones de euros al cierre del primer semestre, frente a los 559 millones de beneficio en el periodo comparable de 2019. Ante la fuerte incertidumbre ocasionada por la Covid-19, el consejo decidió cancelar el dividendo de 1.137 millones previsto con cargo al resultado de 2019. Se trataba, según argumentó la empresa de "fortalecer la solvencia de la Sociedad en las actuales circunstancias que no permiten evaluar el impacto futuro de la crisis sanitaria del COVID‐19 en la economía de los mercados en los que la Sociedad opera".

En los nueve primeros meses del año, la cifra de tráfico está en 64,87 millones de viajeros, con la pérdida de un 69,7%.

Tráfico internacional bajo mínimos

Del total de pasajeros en septiembre, los vuelos nacionales aportaron 3,47 millones, lo que implica un retroceso del 56% en comparación con septiembre del año pasado. Las operaciones internacionales sumaron 1,96 millones de viajeros, apuntándose un batacazo del 89,8%.

Al hilo de estos datos, seis meses después de que se desatara la pandemia, el gestor aeroportuario ha recordado que sigue habiendo restricciones en las fronteras a la movilidad con terceros países.

Por aeropuertos, Madrid-Barajas se alzó como el de mayor tráfico de la red el mes pasado, con 985.077 pasajeros en septiembre. Una cifra que encierra una caída del 82,3%. Barcelona-El Prat sufrió el mes pasado un descenso del 83,5%, hasta los 844.414 pasajeros; Palma de Mallorca fue el tercer aeropuerto por tráfico con 513.086 viajeros; Málaga-Costa del Sol, con 366.312, obtuvo un desceso del 81,9%, y Gran Canaria cierra la lista de los cinco primeros con 295.825 y una bajada del 70%.

Normas
Entra en El País para participar