OPV

El mercado descarta una recuperación de las salidas a Bolsa antes de 2022

Soltec aspira a ser el primer estreno bursátil en dos años

Sala principal de la Bolsa de Madrid.
Sala principal de la Bolsa de Madrid. EFE

En un entorno de incertidumbre en los mercados provocado por la crisis del coronavirus y con la Bolsa española con un comportamiento peor que otros índices mundiales, los expertos se muestran pesimistas y no esperan una recuperación de las salidas a bolsa ni este año ni el que viene.

En este contexto, esta misma semana, Soltec Power, fabricante de seguidores solares, daba el paso y anunciaba su intención de salir a bolsa y captar con la operación unos 150 millones.

La última vez que una compañía debutó en el mercado español fue en diciembre de 2018. La promotora y constructora de plantas solares fotovoltaicas Solarpack sacó a bolsa acciones por valor de 100 millones de euros.

Desde entonces, no se ha registrado ninguna OPV -ofertas públicas de venta (OPV)- y los inversores han optado por refugiarse en el BME Growth (Antiguo Mercado Alternativo Bursátil, MAB).

Aunque algunas compañías como Línea Directa, Ibercaja, o Cabify estudiaban su incorporación al parqué español, la situación del mercado no ha propiciado este hecho.

De confirmarse la salida a bolsa de Soltec, la empresa se incorporaría al mercado en uno de los peores momentos, según los expertos, que solo ven sentido a debutar para aquellas compañías cuyas perspectivas son de beneficio ante la situación actual, como el sector farmacéutico, el de renovables o el de la tecnología.

Para la analista de Renta 4 Natalia Aguirre, la ausencia de salidas a bolsa está asociada evidentemente a la situación que vive el mercado que, actualmente, "no parece la más propicia", tanto por evolución de la pandemia como por su impacto en expectativas de recuperación económica y de resultados empresariales.

"El caso de España es especialmente negativo" tal y como refleja la caída del IBEX 35", asegura Aguirre, para quien la mejora de expectativas de recuperación del ciclo económico global "sería un catalizador relevante para recuperar un mayor apetito inversor y por tanto más demanda para posibles nuevas colocaciones".

El experto de IG Sergio Avila explica que las compañías tratan de esperar al mejor momento para salir a bolsa y aprovecharse de la posibilidad de colocar sus acciones a un mejor precio.

El analista se muestra negativo en cuanto a las colocaciones tanto este año como el que viene y considera "más probable" que se empiece a ver más movimiento a partir de 2022, siempre y cuando aparezca una vacuna o un tratamiento contra la COVID-19 que den más tranquilidad a los inversores y propicien una recuperación homogénea en los mercados.

La directora general de CMC Markets, Sara Carbonell, también considera que las salidas a bolsa están paradas debido a la situación económica, y la incertidumbre que hay en España, y ve "difícil" anticipar si se verán estas operaciones en 2020, ya que las empresas "están a la espera de la recuperación".

El director de análisis de M&G Valores, Nicolás López, atribuye la falta de OPV a la caída de las cotizaciones en el mercado. Este hecho, argumenta, hace "poco atractivo" la salida a bolsa para aquellas compañías que se lo estuvieran planteando. 

"Cuando uno debuta en el mercado, el precio que se calcula para valorar la compañía hay que ponerlo en línea con las empresas cotizadas más o menos comparables, y si el precio de estas ha bajado mucho, hay que rebajarlo", indica. 

Pese a ello considera que en la medida en que el mercado tienda a estabilizarse y a recuperar algo de los niveles perdidos, se podría reactivar la posibilidad de que, aquellas compañías que ya tienen en sus planes salir a bolsa, lo acaben haciendo. Cree que todos aquellos sectores que pueden considerarse de crecimiento son "atractivos" para salir a bolsa con buenas valoraciones, como los relacionados con la biotecnología, las tecnologías en general, o las renovables.

El hecho de que la Bolsa española no haya dado la bienvenida a ninguna compañía durante 2019 y 2020 no parece un hecho puntual, ya que desde años antes, las que han salido al mercado se han ido reduciendo poco a poco.

En 2017, los debut bursátiles fueron seis: Prosegur Cash, Neinor Homes, Gestamp, Unicaja, Masmovil, y Aedas. (Borges pasó al mercado continuo desde el mercado de corros en el que cotizaba).

En 2018, este número se redujo a cinco (Metrovacesa, Berkeley, Arima, Amrest y Solarpark, y en 2019, no hubo salida a bolsa como tal, ya que Grenergy pasó del MAB al mercado continuo. 

Normas
Entra en El País para participar