La locura de las masas es mala para la economía

Las preocupaciones por la salud, los confinamientos y demás han elevado significativamente los problemas de salud mental

Andrés García abraza a Argi, un galgo para terapias mentales, en el centro Benito Menni de Elizondo (Navarra).
Andrés García abraza a Argi, un galgo para terapias mentales, en el centro Benito Menni de Elizondo (Navarra). reuters

En los primeros días del confinamiento, se difundió un vídeo en el que un hombre decía que elegiría cualquier otra opción antes que sentarse en casa con su esposa e hijos. No es un chiste. Los apretados cuartos de trabajo en casa y los días monótonos se suman al trabajo y a otras preocupaciones a medida que se prolonga la pandemia. La enfermedad mental no es solo un problema para los terapeutas. También tiene un gran impacto en la economía mundial.

Las preocupaciones por la salud, los confinamientos y demás han elevado significativamente los problemas de salud mental, según la Commonwealth Fund. Al mismo tiempo, es más difícil obtener la ayuda necesaria. El coronavirus ha interrumpido o detenido la atención psicológica urgente en el 93% de los países del mundo, dice la OMS.

Incluso antes de la pandemia, los trastornos mentales, neurológicos y de abuso de sustancias estaban costando a la economía mundial entre 2,5 y 8,5 billones de dólares anuales, según investigaciones citadas por el Banco Mundial. Eso es entre el 3% y el 10% del PIB combinado de todos los países. Los problemas en el lugar de trabajo eran factores contribuyentes.

Trabajar expuesto al Covid o desde casa ha causado un estrés adicional para algunas personas, junto con la mayor incertidumbre económica. Vale la pena que los empleadores se ocupen de los riesgos. En Estados Unidos, por ejemplo, la productividad de los empleados con depresión se reduce en un 35%, lo que en general contribuye a pérdidas de más de 200.000 millones de dólares al año para la economía estadounidense, según la Asociación Psiquiátrica Americana.

Las empresas estadounidenses lo pagan a través de los costes médicos, el absentismo y el malestar general en el trabajo. Y si la situación empeora con el Covid y trabajando desde casa, pone en riesgo una buena parte de los 1,1 billones de dólares de ganancias estimadas para este año en las compañías del índice S&P 500, según Refinitiv. En Estados Unidos y en todo el mundo, restar importancia a locura de las masas es malo para la economía.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías