El Ibex cierra su mejor semana desde agosto

Telefónica, Repsol y la banca tiran del selectivo

Ibex pulsa en la foto

La brecha entre el mercado y el mundo real se ha vuelto a ensanchar esta semana. Los inversores tratan de adelantarse a los acontecimientos, y parecen dar crédito a las esperanzas de la OMS de poder contar con una vacuna contra el Covid-19 para finales de año. Mientras, el aumento de contagios y los vaivenes políticos y jurídicos han obligado a imponer el estado de alarma en Madrid, y pese a ello, el principal selectivo español ha cerrado su mejor semana desde mediados de agosto. En concreto, el Ibex 35 ha avanzado un 2,91% desde el lunes hasta los 6.950,9 puntos, un movimiento que se ha producido incluso con el retroceso del 0,6% que el índice ha reflejado hoy, sesión que ha acabado como el más rezagado de Europa con el resto de grandes Bolsas subiendo o con pérdidas aún más leves.

Además de las esperanzas sobre una vacuna que ponga fin a la situación causada por el coronavirus, Estados Unidos tira de las Bolsas de todo el mundo. Nada parece ser capaz de hacer descarrilar a la locomotora de la renta variable. Ni siquiera la cercanía de las inciertas elecciones, el golpe que asestará el Covid-19 a la primera economía del planeta, los altos precios en los valores tecnológicos y la lenta recuperación que espera la Reserva Federal, son motivos suficientes para contener la euforia. Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq también van camino de acabar la semana en positivo, y de confirmarse la entrada del Dow Jones en ganancias en lo que va de año, ya los tres reyes de Wall Street mejorarían su rendimiento frente a lo que marcaban al final de 2019.

El principal motivo para que esta semana haya aumentado la diferencia entre lo que se ve en la realidad y lo que marca el mercado es la posible intervención de las autoridades con nuevas ayudas para la economía estadounidense. Aunque por momentos parecía peligrar cuando el martes Donald Trump retiró a su equipo de negociadores de las conversaciones con los demócratas, la Casa Blanca no descartó el jueves crear un nuevo paquete de estímulo de proporciones que podrían ser mayores de lo que cabría esperar inicialmente. “Hemos dejado claro que queremos un paquete modesto, pero estamos abiertos a apostar por algo más grande”, dijo la portavoz de la Casa Blanca Alyssa Farah tras reiterar la oposición republicana al plan demócrata de 2,2 billones de dólares.

La nueva contraoferta republicana sería un paquete fiscal de 1,8 billones de dólares, mayor de lo propuesto anteriormente y cuyo anuncio, avanzado por el Wall Street Journal, intensificó las alzas el viernes en Wall Street.

Se trata de un nuevo cambio de criterio, ya que los republicanos parecían apostar por ayudas individuales dirigidas a las partes más vulnerables de la economía. La contraoferta, de ser definitiva, sería la respuesta republicana a la percepción de que los inversores están apostando cada vez más por una victoria de Joe Biden. “Las especulaciones ahora giran entorno a si los demócratas lograrán mayoría en el Senado y aprovecharán para lanzar estímulos masivos”, apunta la agencia estadounidense Bloomberg.

 Stefan Rondorf, estratega de inversión de Allianz Global Investors, augura un aumento de la inestabilidad en el corto plazo. “Históricamente, durante las semanas previas a unas elecciones presidenciales en Estados Unidos, los mercados de renta variable han sido a menudo volátiles; después de las elecciones, estas tensiones suelen disiparse”, afirma el experto que también añade que el escepticismo de los mercados ante una eventual victoria de Biden se está disipando gracias a los estímulos que activaría el demócrata en caso de llegar al poder.

Más allá de Estados Unidos, en España, la banca, Telefónica y Repsol han sido los principales artífices de la mejoría en el Ibex. Los bancos españoles han aprovechado los vientos de cola que ha vivido el sector en toda Europa. Los inversores han vuelto a confiar en las entidades financieras y los bancos se han elevado un 4,9% dentro del Stoxx 600, quedando como el segundo mejor sector del selectivo, solo por detrás del turístico (+8,6%). Bank of America mantiene su recomendación de sobreponderar para los bancos europeos. “El sector todavía no ha reaccionado al rebote económico que se ha registrado en los datos macro ni a la pronunciada contracción en las curvas de crédito que se ha producido en los últimos meses”, señala.

Por su parte, la teleco sigue avanzando en sus planes de desinversión en Latinoamérica, Liberty Latam reunió el lunes los 300 millones que planea pagar por Telefónica Costa Rica, y paralelamente, Telefónica intensifica su apuesta por Europa con un plan de inversión de 11.000 millones en Reino Unido para los próximos cinco años y nuevas alianzas en la fibra óptica en Alemania. Los movimientos gustan al mercado y Telefónica ha saldado la semana con un avance del 10,01% que ha reducido su castigo en lo que va de año al 48,8%.

Repsol se ha erigido como la mejor empresa de la semana en el Ibex al sumar un 14,35%. La cotizada ha sacado petróleo del auge en el precio del crudo motivado por los estragos que está causando en América el huracán Delta, que ha obligado a suspender el 92% de la producción en el Golfo de México. El barril de Brent se ha encarecido hasta rondar los 43 dólares por unidad desde los 39,27 dólares en los que arrancó la semana. 

En el mercado de renta fija, la rentabilidad del bono español a 10 años registra hoy fuertes caídas. En concreto, el interés se sitúa en el 0,16% desde del 0,199% de ayer, marcando así mínimos del año. El bono español ha profundizado las caídas tras la declaración del estado de alarma en Madrid. También registra importantes caídas el bono italiano, hasta el 0,715%.

La posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) introduzca nuevas medidas monetarias para favorecer a la economía influía en la evolución de la deuda. Ese interés es el nivel más bajo en este ejercicio, en el que la rentabilidad de la deuda llegó a subir hasta el 1,22% el 18 de marzo, después de que se decretara el estado de alarma en España y se constataran los problemas que iba a causar en la economía mundial la pandemia del coronavirus.

Normas
Entra en El País para participar