Unicaja y Liberbank contratan a los asesores de la 'due diligence' e inician la negociación formal de fusión

Unicaja contará con los servicios de Uría Menéndez, PwC y Mediobanca. Por su parte Liberbank estará asesorada por Ramón y Cajal, Deloitte y Deutsche Bank

Unicaja y Liberbank contratan a los asesores de la 'due diligence' e inician la negociación formal de fusión

Unicaja y Liberbank han dado un paso más para fusionarse. Estar tarde, los consejos de administración de ambas entidades han decidido iniciar formalmente las conversaciones para negociar la posible consolidación de sus negocios para crear el quinto banco del mercado español por volumen de activos.

Después de que el lunes ambas entidades confirmaran haber retomado los contactos “preliminares” de cara a una posible fusión los órganos de gobierno de Unicaja y Liberbank se han reunido hoy y han decidido dar paso al inicio de la negociación formal y contratar a los asesores legales y bancos de inversión que llevarán a cabo la ‘due diligence’ (auditoría legal) para estudiar la operación.

De esta forma, Unicaja contará con los servicios de asesoramiento de Uría Menéndez, PwC y Mediobanca. Por su parte Liberbank estará asesorada por Ramón y Cajal, Deloitte y Deutsche Bank. Se da la circunstancia de que son los mismos asesores que estudiaron la operación en el intento de fusión que finalmente se frustró en mayo de 2019 por la incapacidad de llegar a un acuerdo respecto a la ecuación de canje.

Cabe esperar que el proceso de auditoría sea más breve que la última vez, cuando se alargó durante varios meses. No obstante, aunque inicialmente ambos bancos ya cuentan con unas radiografías de sus respectivos balances, realizados en 2019, el Covid ha empeorado la situación de todo el sector. Por ello, los dos bancos deberán realizar las ‘due diligences’ partiendo en algunos puntos casi de cero

En el año y medio que ha trascurrido desde que rompieron sus negociaciones, tanto Unicaja como Liberbank han reforzado sus provisiones y capital a consecuencia de la pandemia. Aunque las coberturas de su morosidad es diferente: en el caso de Unicaja el ratio es del 60,9% y en el de Liberbank del 50%, mientras que el de los activos adjudicados es del 62,4%, y del 49%, respectivamente.

Al cierre de junio, Unicaja Banco tenía un activo total de 63.002 millones, una plantilla de 6.274 empleados y una red de 1.029 oficinas. Liberbank tenía activos por 45.824 millones, 3.698 trabajadores y 579 oficinas.

De esta manera, la combinación de los negocios de Liberbank y Unicaja daría como resultado la creación de la sexta entidad por volumen de activos en España (o la quinta, descontando la fusión entre CaixaBank y Bankia), con más de 108.826 millones de euros, una red de 1.608 oficinas en España y una plantilla integrada por 9.972 trabajadores.

En el anterior intento de fusión entre ambas entidades, Unicaja reclamaba un 60% de la entidad resultante, mientras que Liberbank pedía un 42%. Varias fuentes consultadas dan esta ecuación como factible como punto de partida, y aseguran que Liberbank podría reclamar una posición más ventajosa que la manejada en 2019, aunque hasta ahora ambas entidades aseguran que aún no se ha llegado a ese punto de concreción y prefieren no hacer comentarios.

Normas
Entra en El País para participar