Covid

Trump mejora y sale del hospital para saludar a sus seguidores

El presidente podría recibir el alta hioy, tras sufrir dos episodios de hipoxia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está mejorando de su infección de Covid-19, de la que le están tratando en un hospital militar, y podría volver a la Casa Blanca este lunes, aseguraron ayer los médicos que le tratan. "El paciente continúa mejorando. Se ha mantenido sin fiebre desde el viernes por la mañana, sus signos vitales son estables", dijo el doctor Sean Dooley, en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, donde Trump recibe tratamiento desde el viernes.

El presidente de Estados Unidos, de hecho, salió del hospital pocas horas después de conocerse el parte médico para saludar por sorpresa y desde el coche al grupo de simpatizantes que se han concentrado en las cercanías del complejo. Con mascarilla y las ventanas cerradas Trump apareció en uno de los vehículos blindados de su comitiva presidencial y saludó a las personas que se han concentrado fuera del complejo hospitalario Walter Reed, en Bethesda (Maryland), con banderas con el nombre del presidente y mensajes de apoyo al mandatario, que lleva ingresado desde el viernes.

"Ha sido un viaje muy interesante, he aprendido mucho sobre la covid. Lo he aprendido yendo a la verdadera escuela. Esta es la escuela de leer el libro. Lo he aprendido y entendido y os lo voy a contar", aseguró Trump como si su estadía en el hospital estuviera llegando a su fin. El presidente dijo que ha tenido la ocasión de encontrarse con soldados y personal de emergencias, pese a que un enfermo de COVID-19 debería estar en total aislamiento.

Expertos médicos citados por Reuters, algunos del propio hospital donde está Trump, han criticado la iniciativa  por innecesaria, en la medida en que rompe los protocolos de cuarentena y expone a a terceros al contagio.

El viernes tuvo fiebre alta, y ha tenido dos episodios de hipoxia (déficit de oxígeno en la sangre), uno el viernes, cuando recibió oxígeno suplementario. El sábado tuvo una recaída. Ahora su nivel es normal, el 98%.

Ha tomado ya la segunda dosis del antiviral Remdesivir, y su hígado y sus riñones funcionan normalmente. También está tomando un tratamiento experimental de anticuerpos monoclonales, el Regn-Cov2 de Regeneron, así como zinc, vitamina D, famotidina, melatonina y aspirina.

Trump publicó el sábado un vídeo de cuatro minutos en el que decía, con aspecto cansado, que "el verdadero test" de su situación se produciría en los próximos días.

Durante los últimos días ha habido mensajes contradictorios sobre la salud de Trump. El jefe de personal de la Casa Blanca, Mark Meadows, dijo que los signos vitales del presidente eran "muy preocupantes", aunque posteriormente dijo que Trump estaba "muy bien".

El médico de la Casa Blanca, Sean P. Conley, dijo el sábado que Trump no había tenido problemas para respirar, y no se le había dado oxígeno. Preguntado por ello el domingo, dijo que quería transmitir la "actitud optimista" del presidente.

Una encuesta de Reuters/Ipsos publicada el domingo señala que la diferencia en los sondeos con el demócrata Joe Biden se ha ensanchado algo, hasta los 10 puntos. Biden, que dio negativo el viernes, tenía previsto hacerse otro test el domingo.

Otros prominentes republicanos también han dado positivo por coronavirus desde el anuncio de Trump, entre ellos los senadores republicanos Mike Lee, Thom Tillis y Ron Johnson, ex asesor principal de la Casa Blanca Kellyanne Conway y el ex gobernador de Nueva Jersey Chris Christie.

Normas
Entra en El País para participar