Acciona despide a los 500 empleados que trabajaban para Nissan

La empresa les abona la indemnización mínima legal prevista, de 20 días por año trabajado con un máximo de doce mensualidades

Trabajadores de Accionase manifiestan ante las puertas de la p lanta de Nissan en Barcelona.
Trabajadores de Accionase manifiestan ante las puertas de la p lanta de Nissan en Barcelona. EFE

Acciona Facility Services ha ejecutado este viernes el despido de unos 500 trabajadores en la planta que Nissan tiene en la Zona Franca de Barcelona, a los que ha abonado la indemnización mínima legal prevista, de 20 días por año trabajado con un máximo de doce mensualidades.

Según fuentes sindicales, tras acabar el 25 de septiembre sin acuerdo el período de consultas del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), la empresa ha llevado a cabo este viernes los despidos y los sindicatos plantearán una demanda judicial con el fin de lograr su nulidad.

De su lado, fuentes de la empresa han sostenido que "al no existir relación contractual alguna" con Nissan "y ante la posibilidad de que los trabajadores de Acciona vuelvan a entrar en la fábrica por las decisiones tomadas por el fabricante japonés, el ERE lamentablemente sigue adelante".

Estas fuentes acusan a Nissan de "cancelar unilateralmente el contrato" con Acciona en agosto y subrayan que propuso en varias comunicaciones a la multinacional nipona que esos trabajadores -550, según Acciona- volvieran a ocupar su puesto de trabajo hasta finales de 2021, cuando se cerrará la planta de la Zona Franca.

Se trata de un conflicto laboral derivado de la crisis industrial de Nissan en Cataluña, ya que ese personal de Acciona prestaba funciones principalmente de logística en la planta de la Zona Franca.

Nissan sostiene que Acciona rompió unilateralmente el contrato, mientras que Acciona Facility Services alega que Nissan no ofreció ninguna solución a sus subcontratistas y que era "inviable" mantener la actividad en las condiciones en las que Nissan pretendía.

Como Nissan y Acciona no alcanzaron un pacto sobre la posibilidad de pactar otro contrato de servicios para la planta de la Zona Franca, Nissan aseguró que la única opción viable era prepararse para la internalización de los servicios que venía prestando Acciona hasta el 10 de octubre.

No obstante, la plantilla de Acciona afronta dividida esta crisis industrial, ya que una parte de los trabajadores, representados por el Col·lectiu Ronda, se posicionaron ayer en contra de que CC OO, UGT y CGT interpusieran una demanda en su nombre de impugnación del despido colectivo.

De hecho, los representados por el Col·lectiu Ronda presentaron hace meses en los juzgados una demanda por cesión ilegal de trabajadores, con el fin de lograr que se reconociera a todos los efectos que eran en la práctica trabajadores de Nissan.

Fuentes del Colectivo Ronda, que aseguran que representan a un grupo de 320 trabajadores de Acciona, explican que también van a impugnar el despido colectivo, para lo que tienen un plazo de 20 días, al considerarlo improcedente y pedirán la nulidad del procedimiento.

Normas
Entra en El País para participar