Trasformación digital y 5G, las bazas para superar la crisis en telecos

El sector ha sido clave para amortiguar el impacto social y económico de la pandemia

Trasformación digital y 5G, las bazas para superar la crisis en telecos

El sector de las telecomunicaciones está saliendo fortalecido de estos meses de pandemia. “Ha actuado como un facilitador clarísimo para que el golpe del Covid haya sido más manejable. Ha servido para mitigar el impacto en la economía y en la sociedad”, asegura Toni Brunet, portavoz de Cellnex, y de cara a la recuperación va a ser imprescindible. “Hemos demostrado ser la base de la comunicación de la sociedad y de la economía. No se puede pensar en recuperación sin la existencia de una red de telecomunicaciones que la haga posible”.

De hecho, tal y como recuerdan desde Telefónica, las telecomunicaciones son una actividad de futuro y generan un impacto importante en otras industrias: por cada euro que este sector invertirá en infraestructuras, se generará un impacto de tres euros en áreas clave como la seguridad, el turismo o la sanidad, para desarrollar ecosistemas de servicios como industria 4.0, smart cities, vehículos autónomos... Y los sectores impactados, en su conjunto, suponen más del 70% de la economía española.

La colaboración público-privada, imprescindible para el despegue de la nueva generación móvil

“Ahora, es necesario seguir tomando las decisiones adecuadas para acelerar una salida digital de esta crisis”, invita Daniel Jiménez, director general de la unidad de negocio de empresas de Vodafone España, quien reclama facilitar la transformación de las pymes españolas. En su opinión, “los fondos europeos para la reconstrucción son una oportunidad única como país para transformar la economía y salir reforzados de esta crisis”.

Se refiere a la idea lanzada por António Coimbra, CEO de Vodafone, hace un par de semanas, cuando explicó en un encuentro del sector que en los próximos tres años se podría acelerar el despliegue de 5G para tener una cobertura similar a la que hoy tenemos con 4G, con una inversión total de 5.000 millones. Y propuso que el Gobierno dedicara el 10% de los fondos europeos para la digitalización, es decir, unos 2.000 millones, y los 3.000 restantes fueran financiados por la industria de telecomunicaciones.

Los fondos para la reconstrucción de la UE son una oportunidad única como país para transformar la economía y salir reforzados de esta crisis

Daniel Jiménez, director general de la unidad de empresas de Vodafone España

“Digitalizar la economía es imprescindible para la recuperación pos-Covid-19, y por ello el papel de la tecnología será esencial, como así se ha demostrado durante la pandemia en todos los niveles sociales y empresariales”, cree José Miguel García, máximo responsable de Virgin Telco y consejero delegado del grupo Euskaltel, y añade: “A lo largo de estos más de 20 años las empresas hemos trabajado y desarrollado en España una variedad de modelos operativos líderes para todos los sectores”.

La situación vivida en los últimos meses ha sido una excelente prueba de estrés de las infraestructuras de telecomunicaciones. “Digamos que se han puesto en valor a la altura de las eléctricas y de transporte”, opina Julio Juan Prieto, director de telecomunicaciones de Accenture, “un tema distinto es si el sector va a ser capaz de monetizar esta situación y alejarse en parte de la competencia feroz en precios, de forma que tengan ancho de banda para poder invertir, innovar y, por lo tanto, contribuir en gran medida a la transformación del tejido industrial de nuestro país”.

Pasado el pico de consumo de datos de la pandemia, el reto es vigilar la morosidad y la rentabilidad de las inversiones tanto en redes como en contenidos

Vanesa González, socia responsable de Telecomunicaciones de PwC

Efectivamente, desde el punto de vista del negocio, no todos son optimistas de cara a los próximos meses. “Las dificultades económicas que experimenta una gran parte de la población, con un pronóstico de disminución del PIB de dos dígitos, acentuarán la tendencia ya existente hacia ofertas low cost y reducción de valor de un mercado con mucha tensión competitiva”, apuntan desde Orange.

Y es que el mercado español es muy competitivo, con unos márgenes muy ajustados y con una tendencia al bajo coste, explica Vanesa González, socia responsable de telecomunicaciones de PwC, quien cree que, una vez pasado el pico de consumo de datos de la pandemia, “el reto es vigilar la morosidad y la rentabilidad de las inversiones tanto en redes como en contenidos”.

Habrá que ver si el sector va a ser capaz de monetizar esta situación y alejarse en parte de la competencia feroz en precios y poder innovar

Julio Juan Prieto, director de telecomunicaciones de Accenture

Mientras tanto, la actividad corporativa no ha parado –opa de los fondos KKR, Cinven y Providence para hacerse con MásMóvil, ampliación de capital de Cellnex, etc.– ni las inversiones en infraestructuras. No obstante, indican desde Telefónica, el mayor esfuerzo inversor vendrá cuando el volumen de terminales 5G sea relevante y aumenten las necesidades de cobertura en interiores y en zonas rurales. Para ello, se hará necesario el espectro en la banda de 700 Mhz, cuya subasta está prevista para el primer trimestre de 2021.

Normas
Entra en El País para participar