El Rey defiende un modelo productivo verde, digital e inclusivo

Felipe VI inaguró este jueves el II Foro La Toja, al que también asistió el presidente portugués

El rey Felipe VI junto al presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, posan con otros asistentes este jueves al II Foro La Toja-Vínculo Atlántico.
El rey Felipe VI junto al presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, posan con otros asistentes este jueves al II Foro La Toja-Vínculo Atlántico. EFE

El rey deslizó este jueves algunas de las claves que, en su opinión, pueden ser decisivas para la salida de la crisis originada por la pandemia, con el fin de que sea “una oportunidad de transformación”, basada en la “economía verde y digital”, y a la vez que el nuevo modelo productivo sea “inclusivo”, al asegurar que “no se puede desarrollar una sociedad con valores y cohesión social sin equidad”.

Estos fueron algunos de los mensajes que Felipe VI, acompañado de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, lanzó en el II Foro La Toja, organizado por el grupo Hotusa en el centro de convenciones de Eurostars Gran Hotel La Toja (O Grove, Pontevedra), que durante tres días acogerá a políticos y empresarios para reflexionar sobre cómo afrontar la reconstrucción ante el impacto de la crisis sanitaria, y al que asiste, entre otros, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y los exjefes del Ejecutivo Felipe González y Mariano Rajoy.

Mariano Rajoy, Felipe González, Reyes Maroto y Alberto Núñez Feijoo.
Mariano Rajoy, Felipe González, Reyes Maroto y Alberto Núñez Feijoo. EFE

Ante la incertidumbre causada por el Covid, el rey transmitió un mensaje de esperanza para salir más reforzados de la crisis. “No como un imposible regreso a como estábamos a principios de este año, sino como una oportunidad de transformación sobre la base de economías verdes y digitales”. Porque, “el duro efecto de la pandemia no nos puede arredrar, sino todo lo contrario, debe estimularnos a mantener el rumbo de la proyección al mercado mundial y a hacerlo en paralelo o simultáneamente con la atención a tantas necesidades vitales urgentes dentro de nuestro país”, subrayó el monarca. Tras asegurar que “no hay recetas mágicas” para superar la crisis, apuntó que el país cuenta con fortalezas suficientes para remontarla. Entre ellas, destacó el hecho de que España sea una democracia “consolidada y plena, comprometida con los derechos humanos”, así como su modernidad y su ciudadanía.

El rey convesa con Marcelo Rebelo de Sousa.
El rey convesa con Marcelo Rebelo de Sousa. EFE

También contribuye, aseguró el rey, en un discurso en el que incluyó extractos en portugués y en gallego, que España tenga empresas con vocación y fuerte presencia internacional, un colectivo que, ante la crisis, “está llamado a ser nuevamente un potente motor de crecimiento”. Destacó además la importancia de los foros multilaterales, para que el comercio, la sanidad, la inmigración o el medio ambiente se gestionen “teniendo presente el interés general y el bien común”. Y remarcó que “España es un país que reconoce la importancia de la integración para la estabilidad política y la prosperidad social y económica”. El foro será clausurado el sábado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Normas
Entra en El País para participar