Casas rurales y campings resisten mejor el verano del coronavirus

Las noches en alojamientos extrahoteleros caen más de un 40% en agosto respecto a 2019

Bañistas toman el sol en la Playa de Levante de Benidorm, en Alicante, en septiembre.
Bañistas toman el sol en la Playa de Levante de Benidorm, en Alicante, en septiembre. Europa Press

El calor de agosto se ha difuminado y, con él, la esperanza de rescatar al sector turístico del peor verano de su historia, huérfano de turistas extranjeros por la crisis del coronavirus. El oxígeno de los viajeros nacionales no bastó para detener la caída de las pernoctaciones hoteleras y extrahoteleras en agosto, siendo este último el sector menos afectado con una diferencia interanual del 41,8%, según los datos publicados este jueves por el INE, frente a la bajada de un 64,3% de las noches en hoteles. Campings y casas rurales han sido las opciones que mejor han resistido el verano marcado por la pandemia, recibiendo a más de dos millones de viajeros. Nueve de cada diez, residentes en España.

En agosto, más de tres millones de turistas se alojaron en algún establecimiento extrahotelero (apartamentos turísticos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues turísticos). Así, las pernoctaciones extrahoteleras alcanzaron 14,7 millones de noches frente a las 25,3 millones registradas el año anterior. Una caída que refleja el desplome en un 77,5% de las pernoctaciones realizadas por los extranjeros y un 10,9% de españoles.

Además, la oferta de alojamientos extrahoteleros y de hoteles se vio menguada en más de un cuarto en agosto. De cada diez establecimientos extrahoteleros en el país, solo se mantuvieron operativos siete en agosto, un 21,9% menos con respecto al mismo mes de 2019, sumando 141.372 alojamientos de este tipo. Por su parte, un 61,4% del total de establecimientos hoteleros (1.196.259) funcionó en agosto, un 23,2% menos que en 2019, recibiendo a casi seis millones de viajeros.

Los campings han sido la apuesta extrahotelera del verano, superando el millón y medio de viajeros, más de 550.000 de ellos en Cataluña. Sin embargo, La Rioja alcanzó el mayor grado de ocupación, con el 65,4% de las parcelas ofertadas. Aun así, los campings registraron una caída de más de 600.000 viajeros con respecto a agosto del año anterior, un 33,9% menos de pernoctaciones.

En cambio, los apartamentos turísticos han sentido una bajada más pronunciada, con un 54,2% menos de pernoctaciones, en donde pasaron de recibir a 1.845.564 viajeros en agosto de 2019 a solo 966.105 en el mismo mes de este año. En este tipo de establecimientos, la Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña fueron los destinos principales de los viajeros en agosto, con tasas anuales en el número de pernoctaciones del -48,5%, -44,2% y -44,6%, respectivamente.

Por otra parte, las noches en las casas rurales registraron una caída interanual de un 13,1% y en agosto 531.755 turistas optaron por rentar un alojamiento de este tipo frente a los 655.937 en 2019. Pero, a diferencia de los otros alojamientos, estos tuvieron un crecimiento en la demanda de residentes, con un 6,8%, mientras que las de no residentes bajaron un 70,7%. Por comunidades, Castilla y León fue el destino preferido, con 340.523 pernoctaciones, un 1,4% más que en agosto de 2019, mientras que el Principado de Asturias alcanzó el mayor grado de ocupación, con el 62,7% de las plazas ofertadas.

La mayor bajada en las pernoctaciones extrahoteleras se ha dado en los albergues, que registraron en agosto un descenso anual del 71,7%, cayendo las de residentes un 65,1% y las de no residentes un 86,3%.

En agosto, solo llegaron 5,89 millones de viajeros a España frente a los 13 millones que llegaron en el mismo período de 2019, según publicó en septiembre el INE, un 54,7% menos que hace un año, pese a la reapertura de frontera. Solo entre julio y agosto, el turismo perdió 9.491 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar