Automoción

Rolls-Royce anuncia ampliación de capital por 5.530 millones y cae un 10% en Bolsa

Más de 2.000 millones saldrán de los bolsillos de sus propios accionistas

Airbus A350 con motor de Rolls Royce en la sede de Airbus en Toulouse (Francia).
Airbus A350 con motor de Rolls Royce en la sede de Airbus en Toulouse (Francia). Reuters

Rolls-Royce tiene previsto captar un total de 5.000 millones de libras (5.490 millones de euros), incluyendo 2.000 millones (2.195 millones de euros) de sus propios accionistas, para hacer frente al “peor de los escenarios”, ante el impacto que está sufriendo el grupo en su flujo de caja por la crisis del Covid-19.

Las aerolíneas pagan al fabricante británico en función de las horas de vuelo de sus motores en sus aviones más grandes y la incertidumbre por la caída de los viajes de larga distancia ha provocado que sus acciones pierdan más del 80% este año, reduciendo su valor de mercado a 2.5000 millones de libras (2.744 millones de euros).

"La ampliación de capital anunciada hoy mejora nuestra resiliencia para navegar el actual entorno operativo incierto, ha señalado el director ejecutivo de la empresa, Warren East.

Además, la sociedad ha informado en un comunicado de que, a pesar de una salida de efectivo de 4.000 millones de libras este año (4.391 millones de euros), espera volver a un flujo de caja positivo en el segundo semestre del año que viene. Tenía como objetivo alcanzar un flujo de caja libre de 750 millones de libras (823 millones de euros) en 2022.

La compañía ha cerrado la negociación con una caída del 10,1% en la Bolsa de Londres, hasta 116,8 libras (128 euros) por acción.

Recortes

A finales de mayo anunció una profunda reorganización de su negocio para adaptar su actividad a los nuevos niveles de demanda como consecuencia de las dificultades que atraviesa el sector de la aviación comercial por el Covid-19.

En este sentido, avanzó un recorte de al menos 9.000 empleos en todo el mundo, lo que supone algo más del 17% de su plantilla -52.000 trabajadores-. La empresa ya comunicó un mes ante el plan de recortes y que suspendería el dividendo final para apuntalar sus finanzas como fabricante de motores de aviación para clientes de todo el mundo.

Además del ahorro de costes generado con esta reducción de plantilla, que la compañía cifró en unos 700 millones de libras (782 millones de euros) anuales, Rolls-Royce recortará sus inversiones y llevará a cabo ajustes de costes indirectos en otras áreas, con lo que espera elevar hasta más de 1.300 millones de libras (1.452 millones de euros) el ahorro anual.

Rolls-Royce sufrió una pérdida récord de 5.400 millones de libras (5.900 millones de euros) en la primera mitad del año, castigada por el hundimiento de la demanda en el sector aéreo y por cargos financieros. Para capear el mal momento y reforzar su balance, la empresa ha adelantado ventas de activos, entre las que figura como destacada la de su división española ITP Aero.

Normas
Entra en El País para participar