Españoles que han emprendido fuera de España. ¿Cómo están viviendo esta crisis?

Entrevistamos a varios emprendedores que han iniciado negocios con actividad total o parcial fuera de nuestras fronteras. ¿Cómo están viviendo esta crisis? ¿Qué perspectivas tienen?

emprendedores extranjero coronavirus

Emprender no es fácil. Hacerlo con una perspectiva global o fuera de nuestras fronteras dificulta la cuestión. Y si llega el COVID-19,… ¿Cómo lo están afrontando nuestros emprendedores? ¿Qué medidas y perspectivas tienen? Iniciamos un viaje por diferentes partes del mundo, para ver cómo están gestionando la crisis estos emprendedores Made in Spain.

Una escuela de esquí en Suiza

“Hay que tomarse las cosas con filosofía y estar preparados para improvisar”. Es el principal consejo de Stefano Carlin director de la escuela de esquí Ski Zenit, ubicada en Grimentz-Zinal. “Durante el verano hemos visto una reducción de aproximadamente el 50% de nuestros atletas”. “La gente no se anima a reservar a medio o largo plazo, por lo cual nos llegan muchas reservas de último momento”.

No sólo ha variado el número de visitantes, sino también la relación con ellos. Han activado “el uso de mascarillas subiendo al glaciar, mascarillas cuando no se puede garantizar la distancia mínima entre los atletas, tratar de realizar todas las actividades al aire libre, hincapié en la higiene de todos los atletas lavándose las manos frecuentemente y el uso de gel hidroalcohólico generalizado”. La clave y la mejor lección que nos deja Carlin es el tomárselo con filosofía, como aseguraba inicialmente, y con un talante positivo. “Aunque hay incertidumbre estamos positivos”, asegura.

Una app para hacer ejercicio… al aire libre

Lucía Rubio es una de las fundadoras de Gazella, una app con presencia en España, Europa y América Latina. Una de sus bazas es facilitar una vida saludable con ejercicio al aire libre,… Resulta fácil imaginar lo que supuso inicialmente el confinamiento.

“Fue un duro golpe para nosotros ya que los planes de entrenamiento que ofrece la app se centran en correr. Prácticamente en todos los sitios el ejercicio al aire libre estaba prohibido”. Sin embargo, la aplicación tuvo una vía de escape que les permitió crecer: “La parte positiva es que durante el confinamiento, mucha gente se lanzó a cocinar más en casa, por lo que experimentamos un fuerte incremento del uso de la parte de nutrición”.

El COVID-19 les ha obligado a reenfocar la estrategia en diversas ocasiones en tiempo récord. Primero, con el lanzamiento de planes de entrenamiento en casa. Después con el diseño de un plan de vuelta a la normalidad, una vez que se levantaban las restricciones para hacer ejercicio. Ellas también le dan una visión positiva a la situación, a pesar de todo. Porque la crisis ha servido para dar prioridad a hábitos de vida saludables, que es donde se centra su negocio.

La normalidad es la inestabilidad

Todos los emprendedores coinciden en que la inestabilidad es la tónica general durante este periodo. Los continuos cambios para salir airoso y el tener “cintura” son el denominador común para luchar contra la situación.

El mejor ejemplo es el que nos cuenta Marta Caparrós, fundadora y CEO de YouTOOProject y AUssieYouTOO. Se trata de una agencia de estudios online australiana. Ofrece servicios gratuitos de asesoramiento a personas que quieren vivir, trabajar y estudiar en Australia, Nueva Zelanda, Canadá o España.

Para no despedir a nadie han realizado una acción de solidaridad salarial: “entre todos, tomamos la decisión de bajarnos el sueldo con el objetivo de mantener todos los puestos de trabajo. Lo conseguimos y, por ahora, no hemos tenido que prescindir de nadie”.

A nivel estratégico se centran en clientes ‘onshore’, que se han duplicado. Se trata de estudiantes a quienes les caducaba el visado en Australia, Nueva Zelanda o Canadá. También lanzaron un seguro para 2021. Los estudiantes que no puedan volar a causa del COVID-19 podrán posponer sin penalización. Y los precios de 2020 se mantendrán. Y si cancela, se les devolverá el 100% del importe abonado.

Las ayudas a empresas en Australia también están siendo fundamentales, reconoce Caparrós. “Hemos podido deducir 10.000 dólares de impuestos, hemos solicitado 13.000 dólares de ayudas en efectivo”. También informa de un programa de subsidio denominado JobKeeper. Hasta marzo del año que viene, la empresa que mantenga a sus empleados recibirá 3.000 dólares mensuales por cada uno”.

Mantener objetivos, a pesar de todo

Otra de las lecciones nos la deja Javier Pita, CEO de Navilens. Se trata de no dejar que la pandemia modifique los objetivos a largo plazo. “Seguimos con los proyectos y mismos objetivos estratégicos que teníamos antes de la pandemia, gracias a tener muy claro el mercado que íbamos dirigidos, la misión que queríamos lograr y la proposición de valor de nuestro producto”.

Navilens es una app que potencia la autonomía e independencia de las personas con discapacidad visual, mediante una nueva señalética digital. Cuenta con clientes en Canadá, EE.UU, Europa, Japón y Nueva Zelanda. Entre las acciones internas puestas en marcha destacan desde Navilens el teletrabajo. También emplear más recursos en investigación y desarrollo, para evolucionar tecnológicamente.

Y, de nuevo, un mensaje positivo en cuanto al negocio. “Considerando la incertidumbre y el ruido mediático en el que nos movemos, nuestras perspectivas en cuanto a nuestra actividad son buenas”.

No dejar de innovar

Vytrus Biotech es una compañía que desarrolla ingredientes activos naturales para la industria cosmética. La sede está en Cataluña, pero vende en Europa, Estados Unidos, Reino Unido, Brasil, Colombia o Japón. "Al principio de la pandemia hubo un cierto impacto en el negocio. Pero al centrarnos en la industria cosmético y algún producto sanitario, mercados menos afectados, enseguida recuperamos la tendencia creciente en el volumen de ventas", asegura su CEO, COO y fundador, Albert Jané.

Las líneas ICO han sido un buen apoyo complementario, reconoce. Y el equipo continúa al completo. Eso sí, durante la pandemia ha habido turnos en laboratorio y producción, para aumentar la seguridad de los trabajadores. Y continuar con los proyectos de I+D, fundamentales para la compañía.

Para cerrar, de nuevo, sensaciones positivas, a pesar de la incertidumbre: "a medida que el consumidor final ha seguido apostando por los productos cosméticos, vemos que los mercados están poco a poco respondiendo positivamente".

Normas
Entra en El País para participar