Solo 11 capitales de provincia anotan aumentos en el precio de la vivienda tras la primera ola del Covid

El valor de las viviendas sufre el primer descenso interanual desde 2015, según Tinsa

Solo 11 capitales de provincia anotan aumentos en el precio de la vivienda tras la primera ola del Covid

El precio medio de la vivienda en España registró una caída del 0,4% entre julio y septiembre de este año, lo que supone el primer descenso interanual desde el tercer trimestre de 2015, al tiempo que experimentó un retroceso del 1,6% durante los meses más duros de la crisis sanitaria, hasta situarse en los 1.361 euros por metro cuadrado. Los datos, provenientes de las tasaciones llevadas a cabo por Tinsa, constatan un ajuste generalizado de valores tras los meses de confinamiento total en los que fue imposible obtener datos representativos.

El retroceso medio en comparación con los meses anteriores a la pandemia es generalizado en todas las comunidades autónomas, con cifras que se mueven en el umbral que conforman Asturias, con un -1,9% respecto al primer trimestre, y Extremadura, con un -9%. Otras regiones representativas del mercado como Madrid, Cataluña o Andalucía rondan unos retrocesos del -6%. Sin embargo, al desgranar los datos y analizar las capitales de provincia españolas, así como las dos ciudades autónomas, emergen un total de 11 localidades en las que el valor de los inmuebles ha aumentado durante abril y septiembre.

Las mayores alzas se han registrado en Lleida, con crecimientos del 9,7%, en Toledo (8,6%) y Tarragona (7%). Le siguen Soria (4,3%), Santa Cruz de Tenerife (3,6%) y Huesca (2,6%). Ciudad Real, Salamanca, Badajoz, Castellón y Cádiz completan una lista en la que no se encuentra ninguna de las grandes ciudades españolas, que conforman a su vez los mercados más tensionados. 

Que solo 11 capitales de provincia hayan conseguido sortear de alguna forma el golpe de la crisis sanitaria y económica, y que ninguna de ellas se encuentre entre las principales urbes españolas, confirma el momento de desaceleración que vive el mercado inmobiliario desde hace varios meses y que se inició incluso antes de la aparición de coronavirus.

Así, en tasa interanual, a las 11 ciudades citadas se le añaden otras siete capitales que consiguen crecer en comparación con el mismo periodo de 2019. Entre ellas, en efecto, no se encuentran Málaga, Sevilla, Palma, Madrid, Barcelona, Valencia o Bilbao, núcleos que experimentaron las primeras alzas en 2015 y que actúan como indicadores adelantados de lo que previsiblemente le espera al sector residencial en los próximos trimestres.

"Las distintas cifras regionales comparten el signo negativo en sus tasas de variación respecto al primer trimestre del año y son mayoritarios los descensos interanuales. El hecho de que estos descensos sean la tónica actual, más allá de las distintas cifras registradas, apunta al comienzo de una nueva tendencia que, en los próximos meses, podrá evidenciar la intensidad del ajuste y la posible heterogeneidad geográfica que se produzca", explica el director del Servicio de Estudios de Tinsa, Rafael Gil.

A día de hoy, el precio medio en España es un 13,7% superior al mínimo registrado en la crisis financiera de 2008 y se mantiene un 33,6% por debajo del nivel máximo alcanzado durante el boom inmobiliario de 2007.

Normas
Entra en El País para participar