Financiación

Repsol coloca 850 millones a un tipo mínimo y fuerte demanda

La petrolera refuerza su colchón de liquidez con una emisión a cuatro años al 0,125%

El presidente de Repsol, Antonio Brufau.
El presidente de Repsol, Antonio Brufau.

Repsol, con el precio del petróleo Brent en el entorno de los 40 dólares y con unas pérdidas de 2.484 millones de euros en el primer semestre, prefiere cargarse de liquidez por lo que pueda pasar. Y este martes ha salido al mercado de renta fija con gran éxito, al colocar 850 millones de euros con un cupón mínimo a ese plazo del 0,125%, tras recibir demanda por unos 2.500 millones de euros. El fuerte apetito de los inversores le ha permitido rebajar el diferencial sobre el midswap (tipo de interés libre de riesgo) al plazo de la emisión de 90 a 65 puntos básicos.

En la colocación han particiado Barclays, Crédit Agricole, Goldman Sachs, JP Morgan, Morgan Stanley, Natixis, Santander y UniCredit. Fuentes financieras señalan que la venta ha sido excepcional.  "La colocación no se produce por una necesidad de liquidez sino como un blindaje extra", explican fuentes del mercado. 

Ya en el primer semestre la petrolera reforzó su posición financiera y de liquidez con dos bonos sénior por un importe total de 1.500 millones de euros en abril, otros dos por la misma cuantía pero en deuda eterna subordinada y con el incremento en 1.605 millones de euros de las líneas de crédito no utilizadas. Además, canceló, por la llegada a su vencimiento, de un bono lanzado en 2013 por 1.200 millones de euros y recompró  594 millones de euros del bono perpetuo subordinado emitido en 2015.

"Los recursos en efectivo y otros instrumentos financieros líquidos9 y líneas de crédito son suficientes para cubrir en 2,0 veces los vencimientos de la deuda a corto plazo", señala la compañía en su informe de enero a junio. La liquidez al fin del primer semestre se situó en 9.521 millones de euros (incluyendo líneas de crédito comprometidas no dispuestas", añade.

Normas
Entra en El País para participar