El Teatro Real limita al 65% el aforo en todas sus zonas

En respuesta al incidente del pasado domingo, cuando una parte del público hizo que se suspendiera la función

Daniela Barcellona, en 'Un baile de máscaras'.
Daniela Barcellona, en 'Un baile de máscaras'.

El Teatro Real ha dado marcha atrás y ha accedido a la demanda expresada por algunos espectadores el pasado 20 de septiembre, que suspendieron la representación de Un baile de máscaras, de Giuseppe Verdi, debido a que no se mantenía la distancia de seguridad entre las butacas ocupadas.

Por ello, ha decidido limitar a un 65% el aforo en las zonas delimitadas del teatro. Además, desde el pasado lunes se está contactando con los abonados con entradas correspondientes a cada área para informarles del protocolo de seguridad sanitaria vigente en el coliseo y proponerles, si fuera el caso, la reubicación de sus localidades o, en su defecto, la devolución del importe íntegro de sus entradas.

El Teatro Real recuerda en un comunicado que mantiene activo su protocolo de seguridad sanitaria: alfombras desinfectantes, gel hidroalcohólico, oferta de mascarillas y medición de temperatura en todos los accesos al teatro, así como áreas de movilidad limitadas dentro del edificio, incremento del número de baños y de barras para evitar aglomeraciones, limpieza permanente de todos los espacios públicos, entrada y salida de los espectadores de manera escalonada, asistencia permanente e individualizada al público por parte del personal de sala y servicio médico asistencial durante las representaciones.

Asimismo, los espectadores con residencia en las zonas de semiconfinamiento delimitadas por la Comunidad de Madrid podrán recuperar el importe de su localidad acreditando la dirección postal de su domicilio. Con esta reducción de aforo, el Teatro Real desea zanjar la polémica generada esta semana. Porque, según aseguró el pasado lunes el presidente de la institución, Gregorio Marañón, “todos los espectadores tienen la misma condición y merecen el mismo respeto”.

También aclaró que el Real, que da empleo a 500 personas, recibe un 25% de financiación pública por parte del Ministerio de Cultura, pero que es una “ópera que no le cuesta dinero al contribuyente, porque la financiación se recupera con las actividades económicas del teatro”.

Normas
Entra en El País para participar