PSA y Fiat revisan los términos de su fusión ante los efectos de la pandemia

La participación del grupo francés en Faurecia se repartirá entre los accionistas de la empresa resultante

El consorcio italoestadounidense recorta el dividendo extraordinario en 2.600 millones

 Logos de Peugeot y Fiat.
Logos de Peugeot y Fiat. Reuters

PSA y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) han revisado los términos de su fusión para reforzar el balance de ambas compañías ante la crisis generada por el Covid-19 y esperan cerrar la operación “lo más pronto posible”.

Según han informado en un comunicado, Fiat repartirá un dividendo extraordinario de 2.900 millones de euros, frente a los 5.500 millones que tenía previsto en un principio, mientras que la participación del 46% de PSA en su filial de componentes Faurecia (capitalización de 5.867 millones de euros al cierre del mercado este lunes) se repartirá entre los accionistas respectivos de ambas compañías.

Además, también han acordado el potencial reparto de 500 millones entre los accionistas de ambos grupos o de 1.000 millones entre los de la compañía fusionada una vez se complete la operación. Los grupos francés e italoestadounidense anunciaron en diciembre del año pasado un acuerdo formal para la creación de un consorcio participado al 50% y con unas ventas estimadas de 8,7 millones de unidades por año, tan solo por detrás del grupo Volkswagen, Toyota y la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Antes de la crisis provocada por el coronavirus, esperaban unos ingresos anuales de unos 170.000 millones de euros, unos resultados de explotación superiores a 11.000 millones y un margen operativo del 6,6%. PSA y FCA, que emplearán a unas 400.000 personas en todo el mundo, aseguraron en su día que estas estimaciones no se apoyaban en el cierre de ninguna planta.

También han revisado al alza las sinergias anuales recurrentes generadas por la creación de Stellantis hasta superar los 5.000 millones de euros, frente a los 3.700 estimados al principio. Ahora, han aumentado el gasto no periódico para lograr los ahorros de 2.800 a 4.000 millones de euros.

Las dos multinacionales confirman que el resto del conjunto de términos económicos de su acuerdo se mantiene sin cambios y que esperan completar el proceso en el primer trimestre de 2021, como ya comunicaron en julio. La Comisión Europea abrió a mediados de junio una investigación sobre la fusión al considerar que podría violar las leyes de competencia de 14 países de la UE y también del Reino Unido.

"Con esta nueva etapa decisiva, avanzamos conjuntamente hacia nuestro objetivo en las mejores condiciones posibles y con perspectivas reforzadas para Stellantis", ha señalado el presidente de PSA, Carlos Tavares.

Por su parte, el consejero delegado de FCA, Mike Manley, ha subrayado que la modificación de los términos del acuerdo supone una nueva señal de la "fuerte determinación" de ambas empresas para asegurar a Stellantis los recursos necesarios.

En España, PSA cuenta con factorías en Vigo, Zaragoza y Madrid, que suman el 32,5% del total de la producción de turismos en el territorio nacional y en ellas trabajan unas 14.000 personas de forma directa.

La empresa resultante de la fusión de ambas se llamará Stellantis, aunque las marcas de cada compañía conservarán tanto el nombre como el logotipo. Estará compuesta por las marcas Peugeot, Citroën, DS Automobiles, Opel y Vauxhall, por parte de PSA, y Abarth, Alfa Romeo, Chrysler, Dodge, Fiat, Fiat Professional, Jeep, Lancia, Ram y Maserati del lado de FCA. Y tendrá un consejo de administración formado por 11 miembros, en su mayoría independientes. La corporación italoestadounidense designará a cinco miembros y otros cinco serán nombrados por la francesa. Además, incluirá dos miembros en representación de los empleados de las dos empresas.

El consejero delegado de la compañía fusionada será Carlos Tavares, actual presidente del grupo francés, por un periodo inicial de cinco años, y también formará parte del consejo. John Elkann, presidente de FCA, será el presidente. La nueva entidad matriz, con sede en Países Bajos, cotizará en París, Italia y Nueva York.

Normas
Entra en El País para participar