Nissan coloca 8.000 millones de deuda en dólares

La compañía estaría planeando emitir más bonos en euros en los próximos días

El consejero delegado de Nissan, Makoto Uchida.
El consejero delegado de Nissan, Makoto Uchida.

Nissan ha colocado bonos por valor de 8.000 millones de dólares (6.752 millones de euros) tras registrar unas pérdidas netas de 285.600 millones de yenes (2.270 millones de euros) en el primer trimestre de su año fiscal, que abarca de abril a junio de 2020.

El fabricante de automóviles japonés ha colocado dicha deuda en dólares y en cuatro partes, y estaría planeando ofertar más bonos en euros en los próximos días, según fuentes cercanas a la empresa.

Esta es la primera ocasión en la que Nissan emite bonos no convertibles en dólares desde su alianza con Renault en 1999 y lo ha hecho apenas unas semanas después de anunciar unas pérdidas de 2.270 millones de euros en el trimestre, en medio de la crisis del coronavirus.

Sin embargo, Nissan pagó a los inversores un interés adicional en comparación con lo que las empresas con calificaciones similares ofrecen a los compradores de su deuda, según recoge Bloomberg.

La compañía con sede en Yokohama (Japón) ya ha recibido respaldo financiero del Banco de Desarrollo de Japón, controlado por el Estado, y en julio emitió deuda por 70.000 millones de yenes (556 millones de euros).

En el ejercicio fiscal 2019/2020 (de abril de 2019 a marzo de 2020), Nissan egistró sus primeras pérdidas en once años, con unos números rojos de 671.200 millones de yenes (5.688 millones de euros), en comparación con las ganancias de 319.100 millones de yenes (2.704 millones de euros) del ejercicio precedente.

A finales de mayo, presentó el plan de reestructuración que desarrollará durante los próximos tres años para volver a la competitividad, y en el que se enmarca el cierre de sus plantas catalanas. Planea despedir a 20.000 personas (el 15% de su plantilla) en todo el mundo y ahorrar 300.000 millones de yenes (unos 2.530 millones de euros) ante la caída de las ventas provocada por el Covid-19 y tras años de bajadas en el beneficio y la rentabilidad. Asimismo, reducirá un 20% el número de modelos de su gama de producto, pasando de 69 a 55.

También acometerá una reducción de su capacidad de producción del 20% hasta el año fiscal que finaliza en marzo de 2023, hasta alcanzar un volumen de unos 5,4 millones de vehículos al año.

Normas
Entra en El País para participar